El lunes “se fue” Miguel Ferreira Vera de la Alcaidía de Vera. Este jueves “lo siguió” su pareja, Silvina Britez Pérez, que tenía prisión domiciliaria en Buenos Aires. Así lo confirmó el Juez Federal de Reconquista, Dr. Aldo Alurralde.

A pocos días de la fuga del narcotraficante paraguayo Miguel Antonio Ferreira Vera, que estaba preso en la Alcaidía de Vera de donde escapó de manera casi insólita (y hasta sospechosa), ahora se suma la fuga de su mujer, Silvina Britez Pérez, de 25 años.

Britez desapareció del domicilio donde se le había otorgado la prisión domiciliaria en Buenos Aires (para atender a su bebé) y libró la orden de captura.

Britez Pérez y Ferreira Vera fueron detenidos la noche del 20 de octubre de 2016 por transportar un cargamento de marihuana. Con ellos también viajaba un bebé de un año.

El viaje se les había terminado en el peaje de Reconquista, donde los gendarmes advirtieron el delito. En la camioneta Amarok llevaban 203 kg de marihuana compactada en 320 ladrillos.

La causa sigue en trámite en el Juzgado Federal de Reconquista a cargo del Dr. Aldo Alurralde, quien aún debe resolver la situación procesal de ambos, aunque ya no están a su disposición. La Dra. Zunilda Niremperger reemplazaba a Alurralde el día que dispuso la prisión domiciliaria para Britez Pérez.

Fuente – El Litoral.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here