El miércoles 2 de noviembre la Agencia de Seguridad Alimentaria (ASSAL) de la Municipalidad de Reconquista procedió a la clausura de un local comercial, correspondiente al rubro kiosco, con domicilio en calle Hábegger.

En dicho local se constató durante una auditoria de rutina, 470 productos alimenticios, entre ellos bebidas alcohólicas y golosinas, expuestos para la venta los cuales se encontraban vencido.

Asimismo se verificó que el local no se encontraba habilitado para desarrollar la actividad comercial y el personal no contaba con el Carnet de Manipulador de Alimentos.


La Agencia ASSAL ejerce el poder de policía en materia de Seguridad Alimentaria, siendo competente para intervenir frente a contraversiones, faltas y/ó infracciones a las Normativas Alimentarias Vigentes, por lo tanto realizó el comiso de la totalidad de los productos en infracción del local comercial y bajo la expresa conformidad de la propietario, procedió a la posterior clausura preventiva del comercio de referencia.

Assal Reconquista continua con las auditorias con el fin de cuidar la vida y salud de la población mediante el control de los alimentos de consumo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here