En la mañana de este lunes 6 de enero, funcionarios de la Agencia de Seguridad Alimentaria Reconquista (ASSAL Re) -repartición perteneciente a la Secretaría de Control Público de la Municipalidad de Reconquista-, con la colaboración y apoyo de personal policial de la Sección 26 de la Dirección General de la Guardia Rural “Los Pumas”, procedieron a efectuar una auditoría en un comercio de nuestra ciudad, ubicado en la esquina de calles Iriondo y 38.

Como resultado de la misma se produjo el comiso de 180 kg de carne de la especie bovina destinada a su comercialización, procedente de faena no segura.

La totalidad de lo decomisado fue trasladado al frigorífico local con destino a los digestores para su desnaturalización, destrucción y disposición final.

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here