La misma estuvo a cargo de personal de Asuntos Internos, coordinados por la Dirección de Control de Armas dependiente de la Secretaría de Control de Fuerzas de Seguridad de la provincia de Santa Fe.

Matías Palavecino, titular de la Dirección de Control de Armas dependiente de la Secretaría de Control de Fuerzas Seguridad señaló en RADIO AMANECER que “estamos haciendo una auditoría general en la Unidad Regional IX, precisamente en el sector de arsenales”. “Lo hacemos – continuó – acompañados por una unidad de inspección y fiscalización que está compuesta por gente de Asuntos Internos, y convocamos a agentes de Drogas, de PDI (Policía de Investigación) y a otras áreas de la policía de esta región, y estamos haciendo un registro balístico de cada una de las armas institucionales, y a su vez, haciendo una inspección detallada de todo el arsenal de la Unidad”.

Luego explicó que “la provincia cuenta con un registro de identificación balística del arma institucional, esto quiere decir que es una base de datos única de propiedad exclusiva del Ministerio de Seguridad, tendiente a peritar todas las armas de fuego de la institución policial”. “Esto – siguió diciendo el funcionario provincial – sirve para poder individualizar e identificar cada una de las armas de la policía, y nos queda una muestra balística, una huella dactilar de cada una de las armas, en donde ante un hecho confuso, nosotros sabemos cómo dispara cada una de las armas y además, nos permite tener un conocimiento del estado general de las armas y por supuesto, aportar elementos probatorios en casa de que la justicia así lo requiera”.

Por último, Matías Palavecino señaló que “son todas armas de puño las que se auditan, y hoy, el arma provista a la institución policial es un calibre 9 mm. Aquellas armas que están en malas condiciones se separa, se entrega al organismo nacional para una futura destrucción y a su vez, la provincia vuelve a reingresar armas nuevas”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here