En la mañana de este viernes, mediante Zoom, se llevó a cabo la audiencia del juicio abreviado en que Germán Beckley, Santiago Ayala y Emanuel Leguiza fueron condenados a tres años de ejecución condicional por el violento robo que perpetraron en la casa de la familia Campo, en Calchaquí.

El juez Martín Gaúna Chapero presidió la misma. El abogado Gabriel Baucero representó a los imputados por robo calificado por el uso de arma, privación ilegítima de la libertad y lesiones, y el fiscal Gustavo Latorre al Ministerio Público de la Acusación.

Para llegar a tal sentencia hubo acuerdo entre las partes y la conformidad de las víctimas que, vale decirlo, recuperaron todas sus pertenencias. Y les jugó a favor el hecho de no contar con antecedentes computables.

Pesaba sobre ellos una medida cautelar consistente en prisión preventiva por 60 días, que quedó sin efecto automáticamente tras el dictado del fallo.

Por ser de cumplimiento condicional, recuperaron la libertad en horas de siesta y abandonaron la alcaidía donde estaban alojados.

Fuente – Infovera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here