El brigadista acuático Cristian Martín Bazán que visitaba un camping en Paraje Las Palmas brindó primeros auxilios a la pequeña Maite Belén que había caído a una pileta, logró reanimarla y le salvó la vida, ya que el complejo turístico no contaría con equipos de emergencia.

El pasado domingo 10 de enero, por la tarde, el bombero voluntario Cristian Martín Bazán – quien se encuentra trabajando para una empresa de construcciones de Calchaquí en la ciudad de Romang –  asistió en su día de descanso al camping Costa Verde, ubicado en Las Palmas. El complejo turístico cuenta con piletas y está ubicado en la zona rural, a unos kilómetros de Romang.

La cálida tarde transcurría con normalidad, hasta que los gritos desesperados de una familia irrumpieron la jornada. Una beba se había caído al agua de una pileta, al parecer se estaba ahogando y nadie le brindaba los primeros auxilios. La desesperación crecía. Sumado a que el camping privado no contaría con servicio de bañeros o equipos de emergencia.

Allí entra en escena Cristian – capacitado en la brigada acuática y forestal del cuartel de bomberos voluntarios de Calchaquí – para socorrerla y realizarle las tareas de reanimación cardiopulmonar. Así la pequeña Maite Belén Aranda de un año de edad logró respirar por su cuenta y los aplausos se hicieron escuchar en agradecimiento al accionar del bombero.

Además la familia de la niña le agradeció a Cristian, que no hizo más que emocionarse porque también es un padre de familia. Hasta su compañero de trabajo y de uniforme “Torino” Taboada lo destacó en las redes sociales como un “orgullo bomberil”.

Fuente – Revista Rescatados

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here