Anoche en sede municipal de Villa Ocampo, se realizó una reunión solicitada al intendente Enrique Paduán por un grupo de productores de la zona de islas. Allí, junto a empresarios, comerciantes, y emprendedores turísticos, se trató la necesidad de construir un puente sobre el río Paraná Miní, en el camino a Puerto Ocampo. Después de un intercambio de opiniones, se firmó un documento que será elevado a las autoridades municipales, departamentales, provinciales y nacionales.

Documento

Los firmantes de este documento, productores agropecuarios de la zona de islas, emprendedores particulares y cooperativas de pesca y turismo, instituciones intermedias e integrantes de la comunidad ocampense solicitamos a las autoridades municipales y del Gobierno Provincial que sea tenida en cuenta como prioritaria la construcción de un puente sobre el Paraná Miní que sostenga, fortalezca e incremente la capacidad productiva de una amplia zona que comprende 35.000 hectáreas del distrito Villa Ocampo, con proyección hacia el sur hasta el distrito Las Garzas inclusive.
Hace 10 años, la comunidad con recursos propios construyó un precario cruce a través de un puente flotante que, más allá de sus limitaciones y de los cortos períodos de tiempo que se lo pudo utilizar debido a las crecientes, demostró la necesidad de contar definitivamente con una infraestructura que garantice una comunicación permanente con la zona de islas.
Su vida útil superó ampliamente las previsiones originales de sólo cuatro años; no obstante, y a pesar de los permanentes y costosos trabajos de mantenimiento, su deterioro es tal que desde hace un tiempo ya no se permite el paso de vehículos pesados, y muy pronto quedará definitivamente inutilizado.
Sería lamentable que después de tanto esfuerzo, nuevamente quedemos incomunicados con la zona de islas; tal como ya sucediera en las experiencias anteriores de la década de 1960, con la transformación en carretero del viejo puente ferroviario de La Forestal; o en la década de 1970 con la balsa sobre rieles y la posterior construcción de un nuevo puente. Todos aquellos intentos quedaron frustrados, no sólo por los efectos de la naturaleza, sino fundamentalmente porque como comunidad no hemos dimensionado convenientemente el potencial productivo que nos ofrece esa zona, algo que deberíamos asumirlo como política de Estado de una vez por todas.
Actualmente existe en la zona de islas una importante actividad ganadera; complementada por otras, como la cría de ganado menor, agricultura, apicultura, emprendimientos turísticos, pesca, extracción de picanillas, etc. A ello, hay que agregar la posibilidad de interconexión fluvial con la vecina orilla correntina; que, a pesar de la precariedad del acceso durante estos último años, motivó la decisión de Prefectura Naval de construir un destacamento a orillas del río Paraná, obra paralizada y abandonada precisamente por no contar con una comunicación permanente y segura para mantener una dotación en el lugar.
Sobran los argumentos históricos, actuales y con proyección a futuro como para justificar la construcción de un puente sobre el Paraná Miní. El apoyo para su concreción es incondicional por parte de quienes apostamos al desarrollo productivo de la zona, y es un marcado y reconocido anhelo del resto de la comunidad; sólo resta que lo que hoy nos motiva y moviliza para pedir, sea respondido por parte de nuestras autoridades con su efectiva concreción.

«Sin dudas que vamos a poyar esta iniciativa, dado que un puente conectará y dará acceso firme a zona de islas, donde se desarrolla una importante actividad ganadera, cría de ganado menor, agricultura, apicultura, emprendimientos turísticos, pesca, y extracción de picanillas, sumando a ello la posibilidad de interconexión fluvial con la ciudad correntina de Bella Vista», expresó la diputada Yaccuzzi

Este puente es una obra de singular trascendencia que posibilitará sostener, fortalecer e incrementar la capacidad productiva de una amplia zona que comprende unas 35.000 hectáreas del distrito Villa Ocampo, donde es imprescindible contar con una infraestructura que garantice la comunicación permanente con la zona de islas.

«A lo largo de la historia, allí hubo soluciones transitorias con pasos precarios que inevitablemente fueron afectados por las cíclicas crecidas, y hoy se busca una solución definitiva que permita transitabilidad segura a ese camino», destacó Estela Yaccuzzi.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here