El Obispo de la Diócesis de Reconquista, Mons. Ángel J. Macín, celebró la Misa del Jueves Santo en la Iglesia Catedral.

El lavado es una ceremonia habitual en los tiempos de Jesús, lo realizaban los esclavos. Cristo, con esa acción, se pone al  “servicio” a los demás lavando los pies a los caminantes y quienes estaban a su lado.

Al finalizar la celebración el templo quedó en penumbras para adorar al Santísimo.

Hoy a las 17 se realiza la Celebración del Vía Crucis y a las 20 la procesión del Vía Crucis desde Catedral.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here