La empresa de Puerto General San Martín, vinculada al grupo Vicentín, despidió a 73 trabajadores, tras un procedimiento preventivo de crisis. Diputados critican el rol del Ministerio de Trabajo de la provincia.

Luego de la polémica por las denuncias de vaciamiento de la empresa Vicentín, ahora la firma cerealera Buyatti aduce una crisis económica y financiera. En ese contexto, despidió a unos 73 trabajadores.

El cordón industrial del sur de la provincia de Santa Fe vuelve a ser noticia, y no por buenos motivos. Luego de la polémica por las denuncias de vaciamiento de la empresa Vicentín, ahora la firma cerealera Buyatti aduce una crisis económica y financiera. En ese contexto, despidió a unos 73 trabajadores. El Sindicato de obreros y empleados aceiteros (Soea) y diputados de diferentes bloques políticos denunciaron una maniobra fraudulenta por parte de la firma y lanzaron críticas hacia el Ministerio de Trabajo de la provincia.

A raíz de la supuesta crisis, los empresarios y el abogado de la firma advierten con la posibilidad del cierre de la planta desde el 2020 y en algunos casos ofrecieron retiros voluntarios. Buyatti presentó ante la cartera laboral provincial un procedimiento preventivo de crisis, que tuvo su fin en la jornada de este lunes. Este martes, la empresa envió telegramas de despido a 73 obreros. Algunos de esos telegramas fueron dirigidos a trabajadores con más de 30 años de antigüedad y hasta con enfermedades. Ante esta situación, un grupo de diputados provinciales se hicieron presentes este martes en la localidad de Puerto General San Martín donde se reunieron con las autoridades del sindicato, se interiorizaron sobre el conflicto y concretaron una conferencia de prensa. Al respecto, el diputado Carlos Del Frade criticó duramente el accionar de la empresa y de la cartera laboral de Santa Fe y respaldó al sindicato. “El telegrama de despido se basa en el procedimiento preventivo de crisis.

Ayer el Ministerio de Trabajo firmó el cierre del procedimiento y el ministerio se puso del lado de la empresa”, aseguró el legislador, quien destacó que “es una fenomenal mentira que empresa esté en crisis. Las familias Buyatti, Nardelli, Paduán y Vicentín son 129 personas. Estas 129 personas tienen 630 millones de dólares gracias al laburo de gente como estos trabajadores”. “Que se deje a esta gente en la calle, como trapo viejo. Que se despida a una persona que tiene cáncer demuestra el tamaño moral de estas basuras”, opinó Del Frade. Sobre el hecho de que algunos trabajadores hayan aceptado el retiro voluntario ofrecido por la empresa, Del Frade precisó que “hubo compañeros que aceptaron el retiro voluntario porque les dijeron que con suerte en abril se los retomaba. Pero hay que advertir que en diciembre del año pasado ya estaban anunciando que la empresa cerraba”. El diputado remarcó la necesidad de que se expresen públicamente las autoridades políticas de Puerto General San Martín, de San Lorenzo y del norte provincial.

“No es joda volver a despedir gente en esta zona”, advirtió el integrante de la cámara baja y resaltó que Buyatti “forma parte de selectivo juego internacional de comercialización de granos. No puede echar gente como perros”. Por último, Del Frade aseguró que el accionar de la empresa cerealera “es una perversión que no puede ser amparada por el gobierno santafesino y nacional. Los despidos son ilegales y la crisis del grupo Buyatti es mentira. Exigimos la rápida reincorporación de los trabajadores y el pronunciamiento de las autoridades políticas de la región y la provincia”.

Por su parte, el diputado Leandro Busatto expresó su apoyo a los trabajadores de la empresa. “Diputadas y diputados de Santa Fe nos reunimos con representantes de SOEA Pto. Gral. San Martín para expresar nuestro apoyo a su reclamo legítimo, legal y urgente. 73 trabajadores recibieron hoy telegrama de despido como consecuencia del vaciamiento de Vicentin”, dijo el legislador en su cuenta de Twitter.

En la misma publicación, Busatto condenó “el vaciamiento y la fuga que se llevó adelante durante la gestión de Macri y ratificamos nuestro compromiso y el de nuestras autoridades nacionales, provinciales y locales de defender estas fuentes de trabajo”. Luego, el diputado Fabián Palo Oliver también se manifestó mediante redes sociales. “Acompañamos a trabajadores de la firma Buyatti. Hoy 73 recibieron telegramas de despido. Denuncian un proceso de vaciamiento de la empresa, radicada en Puerto General San Martín. El sector agroexportador es el más beneficiado de las últimas dos décadas. Acompañamos su lucha!”, resaltó.

Una fuente del Ministerio de Trabajo aseguró que “estuvimos sosteniendo el procedimiento preventivo de crisis durante un año tratando de encontrarle una salida el problema” y aseguró que “la empresa no puede funcionar, no tiene actividad. Fue muy afectada por el conflicto Vicentin”. Sobre los pasos a seguir en el marco de las protestas que llevan adelante los trabajadores en el sur santafesino, desde la cartera laboral indicaron que “ahora estamos abocados a que la empresa cumpla con las indemnizaciones. Un gran porcentaje ya lo ha cobrado y ahora resta otro grupo”. Otra de las propuestas del gobierno está relacionada con reubicar a estos trabajadores en otras empresas. “Si es necesario utilizar el ámbito del ministerio para que avancen las negociaciones del pago de indemnizaciones, estamos dispuestos”, aseguraron desde el ministerio. La planta lleva casi un año parada. Por la intensa negociación de sus trabajadores y autoridades del sindicato, la empresa sostuvo los puestos de obreros y empleados con mensualidades mermadas.

Fuente – Aire de Santa Fe

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here