En la Ruta Nacional 12, uno de los cuatro puentes emplazados sobre el río Corriente se desmoronó. La estructura de hormigón hace más de medio siglo y hasta ayer a las 10 comunicaba Esquina con Goya y viceversa.

Colocarían un bailey como solución provisoria pero debido a que tendrán que realizar algunos trabajos previos, aún no pueden precisar cuánto tiempo demandará.

Por ahora, quienes circulen por la zona deberán hacerlo por caminos alternativos. Ante esta situación, la Comuna esquinense además de declarar la emergencia vial y sanitaria, derivará  a los pacientes a la provincia vecina.

En mayo, en el kilómetro 1.116 de la carretera nacional, cedió una parte del puente sobre el arroyo Iribú Cuá y éste finalmente cayó por completo.

También después de establecer un sistema de rutas alternativas, colocaron un puente bailey. Tarea que, debido a las precipitaciones registradas en la zona, demandó unos 15 días.

Similar problema se originó ahora pero en el kilómetro 713 de la Ruta Nacional 12, más precisamente “en uno de los cuatro puentes que pasan sobre el río Corriente. Se trata del que está en uno de los brazos de ese afluente: el arroyo Guazú”, manifestó la gerente regional de Vialidad Nacional, Ingrid  Jetter al ser consultada por El Litoral.

Pero aclaró que “a diferencia de otros puentes que tuvieron problemas en la zona de la cabecera, este se partió en el medio. Ya solicité un informe detallado sobre el caso”.

 

Alternativas y embarcación

En paralelo a esto, ya se establecieron rutas alternativas para quienes circulen desde Goya hacia Esquina o viceversa. (Ver mapa). En tanto que el Batallón de Ingenieros Monte 12, con asiento en Goya y a cargo del teniente coronel, Javier Lorenzo Martos, dispuso un servicio de botes. “Desde las 19 estarán allí para que, en caso de urgencia, las personas puedan pasar por allí”, comentó ayer desde la zona, el periodista Raúl Sotelo a este diario.

En tanto, la intendenta de San Isidro, Vilma Ojeda también se comprometió a contribuir con la instalación de una casilla para quienes permanecerán allí por la prestación fluvial. “Fui a ver lo que sucedió en la zona. Me enteré enseguida de lo sucedido porque justo mi esposo fue a buscar unas cosas en Esquina y se quedó del otro lado”, contó ayer la citada jefa comunal a El Litoral. Al mismo tiempo que destacó su preocupación porque “por las dimensiones del daño, no sabemos cuándo se solucionará”.

 

Desvío

“Se realizó una primera evaluación y de acuerdo a esto, sería necesario hacer un desvío para poder colocar un puente bailey. Mañana (hoy) participaré de una inspección en el área y se analizará dónde se puede realizar ese desvío para instalar una estructura de unos 40 metros de largo que se traerá desde Colón (Entre Ríos). No se la puede colocar en el lugar del puente dañado porque es largo, tiene una extensión de 130 metros”, comentó Jetter a El Litoral. Tras lo cual señaló “teniendo en cuenta esto y que serían necesarias una serie de tareas previas, en este momento no podemos estiman cuándo se podría reanudar el tránsito en esa área”. En este punto, remarcó que la estructura que colapsó ayer fue construida en 1955.

 

Emergencia

Quienes viven en la jurisdicción de Esquina son quienes más son afectados por el derrumbe del puente. Por ello, ayer al cierre de esta edición se realizó una sesión especial en la que aprobaron una resolución a través de la cual declararon la “emergencia vial y sanitaria”. Al mismo tiempo, desde el Municipio también estaban trabajando en conjunto con Salud Pública, Prefectura, la Policía e instituciones.

 

Fuente: Diario El Litoral de Corrientes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here