Las tareas están a cargo de InCuPo (Instituto de Cultura Popular) junto a estudiantes de la Tecnicatura de Analistas en Medio Ambiente y ambientalistas de Reconquista, que consisten en plantación de árboles nativos.

La plantación de árboles nativos en La Lola incluyó 2000 especies de espina corona, algarrobo y ñangapirí.

Los objetivos de estas plantaciones de árboles nativos son recuperar el suelo degradado y servir al ganado de predio de refugio por el frío y sombra en el verano.

Verena, una joven de Las Garzas, dijo que “tenemos que incentivar estás propuestas y sumarnos porque todos podemos contribuir al cuidado del ambiente y la reforestación del planeta”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here