La agroexportadora vive horas difíciles en la previa a la asamblea que definirá el futuro directorio. El diálogo con sus principales acreedores se tensó luego de la presentación del balance correspondiente al último ejercicio.

Este jueves, los más de 100 accionistas de la agroexportadora Vicentin definirán la nueva conformación del directorio, en el marco de una asamblea donde también se buscará la aprobación del balance 2019, un documento que hizo detonar los puentes con sus principales acreedores.

Con un frente judicial complejo, la tradicional empresa del norte santafesino se prepara para vivir jornadas difíciles, con un feroz lobby que no viene ya del Estado sino de poderosos actores privados.

Cuando el presidente Alberto Fernández anuló el decreto de intervención, Vicentin diagramó una agenda que apuntaba a recuperar la confianza del mercado, a través de una serie de señales que tenían dos hitos fundamentales: la presentación del balance y la renuncia del actual directorio. Sin embargo, el panorama, a 48 horas del recambio del management, es completamente diferente. Todo indica que el mercado ya le picó el boleto.

El hecho que demuestra más cabalmente el estado de situación es la presentación, por parte de los bancos extranjeros, de una querella en la Unidad de Delitos Económicos del Ministerio Público Fiscal de Rosario, para que se investigue el posible delito de estafa. Estas empresas, que reúnen créditos por más de 500 millones de dólares, no son de meterse en aventuras judiciales sin tener elementos de prueba contundentes. Para dar una idea de la importancia que le asignan al caso, un dato: los abogados patrocinantes de la querella (Guillermo Jorge, del estudio Bruchou, Fernández Madero & Lombardi, y Alejandro Carrió, del estudio Carrió y Garay) residen en Buenos Aires, pero se matricularon especialmente en Santa Fe para llevar adelante la avanzada.

Fuente – www.ellitoral.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here