Se trata de un incremento que estaba autorizado desde 2018, pero nunca se concretó. La empresa tiene dolarizados muchos costos de insumos.

El 2021 comenzará con un aumento del 32 por ciento en la tarifa del agua. El incremento empezará a regir el 1º de enero y desde la empresa Aguas Santafesinas Sociedad Anónima (Assa) explicaron que se trata de un reajuste que se aprobó en 2018, pero que nunca se pudo aplicar.

El presidente de la empresa, Hugo Morzán, subrayó que este aumento se aprobó en 2018. En ese momento Assa había solicitado un incremento escalonado del 60 por ciento. Pero sólo se aplicó un ajuste en enero del año pasado y luego se congelaron las tarifas y quedó pendiente el 32 por ciento, que es lo que se aplicará a partir del 1º de enero.

Para hacer ese ajuste se realizaron audiencias públicas y el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) avaló ese incremento del 32%, en noviembre de 2018, a partir de la resolución 1048. En ese momento, el Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos y Hábitat de la provincia emitió la resolución 955, donde se indicaba que era pertinente el incremento solicitado por Aguas Santafesinas del 60 por ciento.

Esto se decidió aplicar en dos etapas. La primera fue en el primer bimestre de 2019, cuando se incrementó la tarifa en un 28 por ciento. El segundo aumento correspondía aplicarlo en el tercer bimestre del mismo año, pero no se efectivizó porque hubo elecciones y todo quedó en suspenso.

Así las cosas, este año, cuando debía finalmente subir la boleta del agua se dictó el congelamiento de las tarifas en toda la provincia, y en agosto se prorrogó hasta el 30 de diciembre. Por eso, el aumento pendiente comenzará a regir el 1º de enero, cuando ya no esté vigente ese decreto firmado en su momento por el gobernador.

Insumos dolarizados

El titular de Assa indicó que los insumos que se utilizan para la extracción y potabilización del agua tienen costos en dólares, por lo cual la empresa se ve directamente afectada y de ahí la necesidad de subir las tarifas.

“Se necesita energía eléctrica para que funcionen las bombas que succionan el agua del Paraná y los motores dentro de las plantas potabilizadoras, y la luz aumentó”, acotó Morzán. Además, “los insumos como el cloro y el sulfato de aluminio tienen costos en dólares”, detalló.

A todo esto hay que sumar la mano de obra, que en 2019 tuvo un incremento atado a lo que se resolvió en las negociaciones paritarias.

Hasta el momento el Tesoro provincial se hizo cargo del déficit de la empresa, pero el titular de Assa indicó que los costos también deben ser asumidos por los usuarios del servicio.

Entre los costos para la empresa también se cuentan las adecuaciones que tuvo que hacer para enfrentar la histórica bajante del río. Es más, en agosto de este año Assa comenzó a implementar un plan de mejoramiento del sistema de captación de agua del Paraná, en la planta potabilizadora que abastece a gran parte de Rosario, además de Funes y Villa Gobernador Gálvez.

Así, puso en funcionamiento tres nuevas bombas instaladas en un pontón flotante, que aportan 3.600.000 litros de agua por hora, y que representan un 15 por ciento más de captación. Además, se prevé la instalación de una nueva bomba de gran porte de 5.000.000 de litros/hora de capacidad, en reemplazo de otra que lleva más de 50 años de funcionamiento y rinde 3.000.000 litros/hora.

De esta forma se contará con un volumen remanente disponible en todo momento para compensar mayores bajantes del río, así como realizar trabajos de mantenimiento programado en equipos que deben trabajar las 24 horas del día en la planta ubicada en French y Echeverría.

Las tres nuevas bombas ya en funcionamiento demandaron una tarea especial, ya que el pontón fue trasladado navegando por el río desde la altura del puente Rosario-Victoria, hasta la planta ubicada seis kilómetros aguas abajo.

Ya instalado el pontón en la torre de toma, se adosaron a las tres bombas conductos de 230 metros de longitud y 30 centímetros de diámetro ?uno por cada equipo- para llevar el agua del río hasta el canal de carga donde se inicia el proceso de potabilización, venciendo la diferencia de altura de la barranca.

Una firma que provee el servicio en 15 municipios

Aguas Santafesinas provee del servicio a 15 municipios de la provincia y a 40 ciudades más a través de la red de acueductos. En total, se cuentan 600 mil conexiones.

Actualmente, la empresa trabaja para la colocación de los medidores en todas las conexiones, pero no se pudo avanzar en esta tarea porque se “requiere una inversión importante y para eso también necesitamos recursos”, aclaró el titular de la empresa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here