En marzo, cuando los casos de COVID-19 comenzaron su aumento exponencial en todo el mundo, los médicos del Hospital Regional de Alta Complejidad de Reconquista se centraron en trabajar para salvar la vida de los pacientes.

El rápido intercambio de conocimientos, los ensayos clínicos y la experiencia práctica han hecho que la enfermedad sea menos mortal. El conocimiento mejorado sobre el tratamiento explica gran parte de la mejora.

La mejor atención hospitalaria.

Los médicos han aprendido mucho. Han dejado de apresurar a los pacientes con COVID-19 a los respiradores, lo que puede causar daño pulmonar. El oxígeno suministrado a través de pequeñas cánulas nasales es mucho menos invasivo y, a menudo, cumple su función.

El Hospital Regional de Alta complejidad absorbe alrededor de 430 mil personas de una población que comprende a los departamentos de General Obligado, Vera, 9 de julio y San Javier.

En esa Unidad de Terapia intensiva, se registró durante toda la pandemia una tasa del 55% de mortalidad en general y del 77% de mortalidad en ARM (asistencia mecánica respiratoria).

Esto muestra la impresionante reducción de la mortalidad lograda durante la pandemia para los pacientes ingresados en la UTI (unidad de terapia intensiva) de este nosocomio. Existe una notoria mejora de la supervivencia aplicando una serie de tratamientos de alta eficacia.

La tasa de mortalidad de los pacientes de COVID-19 en cuidados intensivos es baja y de las mejores en toda la provincia, debido a una mejor atención hospitalaria.

Capacitación permanente y especializada

Existe un rápido aprendizaje que se ha producido a escala mundial debido a la pronta publicación de los informes clínicos en las primeras etapas de la pandemia los que fueron oportunamente aprendidos y aplicados en nuestro Hospital por un personal que estuvo a la altura de las circunstancias apelando a una capacitación permanente y cada vez más especializada.

Hay un determinante fundamental en esta disminución de la tasa de mortalidad de los pacientes de COVID-19 en cuidados intensivos y es el de identificar en forma precoz a los pacientes graves, es decir cuando ingresan con un compromiso clínico.

Previsión de Recursos

Asimismo es absolutamente destacable la previsión temprana del recurso necesario para palear el pico de contagio con la disponibilidad de camas y respiradores para todos los pacientes que así lo requirieron.

En conclusión, la supervivencia de los pacientes admitidos en UTI con COVID-19 ha mejorado significativamente.

Fidelidad y prontitud en la comunicación

Hemos vivido el descubrimiento y el desarrollo de una enfermedad en muy pocos meses, una enfermedad con una característica distintiva que la acompañó la tecnología y la comunicación al día de datos oficiales estadísticos de altísima fidelidad.

Estos informes son la prueba de cómo los datos en tiempo real para pacientes críticamente enfermos son invaluables. No solo brindan una ventana a esta mejora sustancial de los resultados, sino que, en última instancia, nos ayudarán a comprender los factores que la provocaron.

Orgullosos y Agradecidos

Estamos absolutamente agradecidos y orgullosos de conformar un capital humano que posee un nivel de profesionalismo inconmensurable, que entrega toda su capacidad que ha significado en muchos casos su propia vida. Ellos siguen día a día enfocados en salvar la vida de una comunidad que goza del privilegio de contar en sus manos con uno de los mejores Hospitales del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here