Daniela B. es una joven trans que vivió toda su vida en Barrio Lorenzón de la ciudad de Reconquista.

Problemas familiares, entre otras cosas, hicieron que Daniela junto a su pareja, desde hace más de 20 años, tengan que vivir en una casa precaria, muy limitada, de una manera inhumana. Sostenemos esto porque conocimos el lugar. La vivienda está ubicada en una pequeña porción de tierra en el fondo de la casa, se asemejaba más a un chiquero que a una vivienda, aunque ellos lo llamaban su hogar.

Estas condiciones inhumanas fueron alertadas por una sobrina de Daniela que se conmovió al ver la situación. Por lo que se puso en contacto con gente de “Travesías Solidarias”, un grupo de personas que hace más de 15 años vienen realizando campañas de todo tipo, desde juntar juguetes y pañales hasta mejorar casas.

Amanecer llegó hasta barrio Lorenzón y encontró, en plena tarea, a un grupo de vecinos que solidariamente aportan mano de obra, otros anónimamente los materiales y así de a poco van llegando a la meta de cumplir el sueño de esta mujer de 52 años.

Leer
Los estudiantes de Reconquista ya celebran su día

“Toda mi vida viví acá y después que mi madre no quería que viviese adentro (de la vivienda paterna) me dejó que haga mi ranchito en el fondo de la casa. Hemos pasado mucho frío, calor, inundaciones, cuando llueve nos mojamos. La verdad que es muy emocionante saber que en algunos días más voy a tener un techo, una cama y un baño digno para poder usar”, contó Daniela.

Además, nos confió que está en pareja desde hace 20 años y que toda su vida trabajó de empleada doméstica, pero “nunca alcanzó para poder hacer una casita”, remarcó.

El grupo “Travesía Solidaria” se animó y encaró el desafío de hacerle un lugar más sano para esta mujer y su pareja (que también se lo vio trabajando en el lugar). “Faltan cosas como alguna chapa, material eléctrico, alguien que ayude con la conexión eléctrica (kit de bajada), terminar el revestimiento del baño. Los sanitarios ya están. Todo viene muy bien y hay mucha solidaridad. Queremos construirle un hogar que le provea una mejor calidad de vida para ella y su pareja”, destacó José Luis Vera.

Leer
El Hospital de Reconquista iluminado con el color naranja por el Día Mundial de la Seguridad del Paciente

Con lágrimas en los ojos, Daniela nos contó que es el sueño cumplido desde hace más de 20 años, “ya no vamos a tener más frío y vamos a vivir dignamente”.
Algunas mujeres, integrantes de la red solidaria, también con lágrimas en los ojos, dijeron que: “estas acciones te llenan el alma, al final del día acostarnos sabiendo que pudimos sumar nuestro granito de arena en una acción solidaria, nos gratifica, nos da esperanza y nos anima a seguir”.

Contacto por alguna donación. 3482 609760 José Luis.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here