Auditores de ASSAL del municipio de Reconquista conjuntamente con la Guardia Rural Los Pumas, auditaron simultáneamente 5 carnicerías en las que, en dos de ellas, se constató expuesto para la venta carnes de diferentes especies (bovina y porcina) proveniente de faena no segura, sin la documentación que avalen su procedencia, sin los sellos sanitarios, sin inspección veterinaria oficial, presentando algunos de los cortes características organolépticas alteradas, presencia de coágulos sanguíneos y signos de suciedad, los cuales fueron desnaturalizados en los comercios respectivos, con la conformidad expresa de los responsables.
Acto seguido, se procedió a la clausura preventiva de la carnicería con dirección en calle 47 N° 2460 perteneciente a C. R. donde se decomisaron 900 kilogramos de carne y del comercio ubicado en calle 68 esquina 41 propiedad de V.H. en el cual se decomisaron 60 kgrs más de carne.
La totalidad de los productos cárneos, fueron trasladados en el vehículo policial a los digestores del frigorífico FRIAR S.A, para su destrucción y disposición final.

Leer
CUDAIO realiza una jornada de capacitación en donación y trasplante en Reconquista

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here