El tenista tandilense se acerca al retiro, tras perder ante Federico Delbonis en los 16avos de final del Argentina Open. «Estoy tranquilo porque seguramente mi último partido fue en la cancha», dijo.

Juan Martín Del Potro vivió una jornada a pura emoción: volvió tras una larga inactividad y cayó ante Federico Delbonis en los 16avos de final del Argentina Open, en el que podría haber sido su último partido profesional, tras luchar contra tantas lesiones.

«Es un momento que no quería que llegue nunca. No era lo que yo quería. La salud me lleva a tener que tomar una decisión poco convencido. Hice demasiado esfuerzo en estos dos años y medio para poder remontar y cumplir otro milagro. A veces puedo perder y no tengo las fuerzas para salir adelante. Siento un poco eso. Lo di todo», fue lo primero que dijo, entre lágrimas.

A su vez, el tenista tandilense -de 33 años- dejó en claro que fue muy especial haber enfrentado a Federico Delbonis, amigo suyo y compañero en la histórica coronación en la Copa Davis 2016: «Es un día que voy a recordar para toda mi vida. No encontré un lugar en el que sea más feliz que acá adentro».

Leer
Se cumplió con la 2º fecha del Petit del Fútbol Liguista

Por otra parte se refirió a su larga trayectoria. «Cumplí todos mis sueños con el tenis. Lo más difícil es el cariño de la gente. Me llevo todo el amor», dijo, aunque reconoció que la «espinita» fue no haber alcanzado el puesto N° del ranking ATP. Y añadió: «Hice toda mi carrera con los mejores tenistas de la historia. Estoy orgulloso de haber aprendido de los mejores, tratando de tener los pies sobre la tierra y ser un ejemplo para los chicos. Dentro y afuera de la cancha traté de dejar una marca como dejó Gaby (Gabriela Sabatini), como dejó Manu (Ginóbili) en su deporte. Estoy tranquilo porque seguramente mi último partido fue en la cancha y no en una conferencia de prensa. Lo voy a recordar siempre».

Leer
La Liga Norteña de Fútbol arrancó la segunda parte del Campeonato

Además, Del Potro fue consultado sobre si participará en el ATP 500 de Río de Janeiro, donde confirmó su participación hace una semana. «Tenía previsto ir a Río. Creo que…», llegó a decir antes de ser interrumpido por una ovación de la gente.

«Di todo hasta el último punto. Hoy deseo poder dormir sin dolor en la pierna después de dos años. Es lo que voy a tratar de lograr a partir de mañana. Es muy difícil hacer este deporte con las molestias que tengo. Hoy siento que tengo toda la vida por delante. Quiero vivir en paz», sentenció, dejando en claro que, después de años de calvario físico, puede haber sido su último partido profesional.

 

FUENTE: TÉLAM

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here