Desde el gremio docente aseguraron que algunos maestros tuvieron descuentos de hasta $100.000.
En tanto, el ministro de Trabajo provincial aclaró que la provincia solamente actúa como agente de retención de un impuesto nacional.

Tras advertir los grandes descuentos por el Impuesto a las Ganancias en los salarios de los docentes públicos santafesinos, Amsafé denunció que los montos deducidos son «desproporcionados», que llegan a 100 mil pesos en algunos casos y exigió «una respuesta de la provincia».

Por su parte, el ministro de Trabajo provincial Juan Manuel Pusineri, dijo que «en la revisión que se hizo no se han encontrado errores en la liquidación de este tributo» y aclaró que la provincia solamente actúa como agente de retención de un impuesto nacional.

Ante esta situación, desde Amsafe exigieron «una respuesta de la provincia» con el fin de aclarar si esto tiene que ver con una mala liquidación y, en caso de que este sea el motivo, exigir que se les restituyan inmediatamente dichos importes a los maestros y maestras.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Juan Manuel Pusineri, excusó a la provincia de la responsabilidad por la afectación de salarios docentes por aplicación del Impuesto a las Ganancias.

El funcionario provincial aclaró que «la Provincia ha hecho una revisión a raíz de la preocupación que han manifestado, y no se han encontrado errores respecto a la liquidación, ni inconsistencias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here