El Instituto de Cultura Popular (INCUPO) y el Centro Regional Ecuménico de Asesoría y Servicio (CREAS) se unieron para garantizar el derecho a la alimentación en la pandemia COVID19, fortaleciendo el trabajo de 1.100 familias indígenas y campesinas del Gran Chaco.

En respuesta a la emergencia social por la pandemia del COVID19, INCUPO y CREAS refrendaron el compromiso de acompañar a las comunidades campesinas e indígenas, aportando al sostenimiento y desarrollo de su integridad y dignidad como lo vienen haciendo hace 50 años.

En materia indígena, están capacitando a 100 familias de las comunidades Qom de parajes rurales de Pampa del Indio, en la provincia del Chaco, en manejo de gallinas para contar con recursos propios de alimentación.

También recibieron kits sanitarios, que permiten garantizar condiciones más equitativas en esta cuarentena a los pueblos indígenas del Chaco.

En relación a la producción agroecológica, unas 1.000 familias de agricultores familiares de las provincias de Chaco, Corrientes, Santiago del Estero, Formosa y norte de Santa Fe, recibieron kits sanitarios, barbijos y protocolos de bioseguridad para seguir brindando alimentos sanos en las ferias a sus comunidades cercanas.

Estas acciones de articulación de INCUPO y CREAS se inscriben el objetivo número 2 Hambre Cero, de la Agenda por el Desarrollo Sostenible, que busca garantizar el derecho a la alimentación a todos, con especial atención a los sectores más vulnerables de la población.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here