Este viernes asumió el cargo quien era subjefa, Emilce Chimenti. Además, el ex jefe prestó declaración testimonial ante fiscales que investigan una red de casinos ilegales.

Fue un viernes agitado para el Víctor José Sarnaglia, el director general que actuó como jefe de la Policía de la provincia desde que Omar Perotti asumió el gobierno de Santa Fe. En el transcurso del día se supo que había sido corrido definitivamente de su cargo, pero antes debió pasar a dar explicaciones a fiscales que investigan una escandalosa causa por juego clandestino.

Los rumores comenzaron temprano por la mañana, prácticamente cuando Sarnaglia se presentó ante los doctores Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA) que tienen a su cargo el caso que desbarató una red de casinos ilegales y que tiene como acusados al empresario Leonardo Peiti, a los exfiscales Patricio Serjal y Gustavo Ponce Asahad, un ex jefe policial y un delincuente muy vinculado a la banda narco «Los Monos».

Según trascendió, durante uno de los allanamientos, peritos encontraron dentro de un pendrive una foto de un papel con anotaciones en la que supuestamente se hacía referencia a coimas y donde aparecía un tal «Sarna». Los fiscales también querían consultarle a Sarnaglia por qué el ex jefe policial Alejandro Torrisi -quien está detenido- había solicitado su número telefónico y si finalmente se habían comunicado entre sí.

Después de la declaración testimonial ante los funcionarios del MPA, Sarnaglia se retiró sin hacer declaraciones. Los que sí hablaron con la prensa fueron los fiscales. Ellos desmintieron que se tratara de una «operación política».

«Cuando lo citamos se generaron una serie de notas periodísticas y trascendidos que lo presentaban como una operación. Queremos dejar en claro que la imagen del papel estaba en un pendrive que se secuestró en un allanamiento. Nadie lo insertó. De hecho se ve arriba que hay domicilios que, consideramos, pueden ser casinos clandestinos. Tenía que ver con la actividad que involucraba a Peiti», enfatizó Luis Schiappa Pietra.

Los funcionarios del MPA dijeron que Sarnaglia negó cualquier vinculación con los acusados y desmintió rotundamente que Torrisi se haya comunicado con él.

Víctor Sarnaglia, por «razones personales», había solicitado una licencia, la que le fue concedida por las autoridades del Ministerio de Seguridad de la provincia el pasado miércoles, sin goce de haberes y por tiempo indeterminado. Durante la tarde de este viernes, corrió el rumor de que había presentado la renuncia, pero luego se pudo comprobar que se trataba de una falsa noticia. «Igualmente, no vuelve más», deslizaron fuentes del Ministerio de Seguridad.

Fuente – www.ellitoral.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here