El 2 de septiembre se celebra el Día Nacional de la Industria. En diálogo con Radio Amanecer, Javier Martín, empresario, integrante de la Unión Industrial de Santa Fe advirtió que “los festejos por el día fueron suspendidos por lo sucedido con la vicepresidenta y agregó que lamentan los hechos de violencia ocurridos”.

 

Junto con la producción primaria –ganadería y agricultura– el sector industrial se suma a uno de los motores económicos de la Argentina. Se trata de una actividad que no solo genera puestos de trabajo, sino que genera las divisas necesarias para dinamizar la producción. El 2 de setiembre del año 1587, se produjo la primera exportación de productos del país al exterior. Fueron tejidos y harinas de Santiago del Estero que viajaron a Brasil. Oficialmente, en Argentina, se celebra esa fecha como el Día de la Industria desde el año 1941.

 

En dialogo con Amanecer, Javier Martín sintetizó la situación industrial de la Argentina, precisamente la de la provincia de Santa Fe. En su explicación aclaró que, para entenderla, es necesario mirarla como a una película que está dividida en dos partes. La primera nos muestra escenas de crecimiento que van hasta junio del 2022. Luego de esa fecha, la historia se vuelve complicada y el papel del malo lo tiene el banco central con las políticas económicas que afectan a la industria al no permitir el acceso a los dólares, necesarios para importar materia prima y exportar producción.

Leer
Amsafe redobla la apuesta y Perotti califica la oferta salarial como "inalterable"

Estas restricciones de acceso a las divisas que mención Martín, tras un primer semestre con los mejores índices de actividad, inversión y empleo de los últimos cinco años, paralizaron el comercio exterior y pusieron un freno al crecimiento.

Para el empresario, uno de los mayores problemas que atraviesan es la dificultad para conseguir materia prima que se importa del exterior. A esto se suma la falta de mano de obra calificada que afecta directamente a la capacidad de producir y de expandirse. “Si bien algunos insumos son importados, el resto de los componentes también se dejan de comprar y afecta a toda la cadena de producción”.

Sin embargo, reparó que con la provincia están trabajando fuertemente y que a nivel nacional las líneas de financiamiento son muy buenas y dan la contención necesaria. Por lo que espera que la reducción de energía como el gas, normalice la situación.

Por otra parte, aclara que es importante estudiar formas de financiamiento para las pymes que no pueden llegar a ser solventes a la hora de presentar carpetas en los bancos.

Leer
La provincia convocó a un nuevo encuentro paritario con los gremios del sector docente

En cuanto a los procesos productivos, menciona que la industria en la Argentina apunta a la digitalización, donde se dan las grandes transformaciones en maquinarias que permiten agilizar procesos. Lo que se conoce como Industria 4.0 y que no solo se acaba con las herramientas, software y hardware, también incluye el contacto con los clientes, las reuniones de trabajo, las tomas de decisiones. Todos componentes fundamentales de una empresa y que se encaminan hacia lo digital.

En cuanto al recurso humano dentro de las industrias, ven complicado el tema de conseguir personal capacitado en los oficios. Señala Martin: “un buen soldador, electricista, mecánico siempre es importante tener en el plantel, no siempre ingenieros, faltan capacitar en las instancias intermedias”.

Ante esto aclara que, a nivel nacional y provincial, se trabaja con las universidades, institutos de formación y capacitación para poder ir preparando personal calificado. El proyecto está pensado a corto y largo plazo, por lo que desde los gobiernos reforzaran las escuelas técnicas.

Para finalizar, el empresario, integrante de la Unión Industrial de Santa Fe, sostiene que ésta genera empleo, calificado, en blanco lo que trae desarrollo con inclusión social que es uno de sus principales aportes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here