La jornada busca concientizar a los ciudadanos para que se realicen los estudios necesarios que permitan diagnosticar a tiempo esta anomalía.

El 14 de febrero se conmemora el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas, una fecha creada con el objetivo de concientizar sobre la prevención temprana de este tipo de enfermedades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve esta jornada con el fin de garantizar sistemas de salud que puedan brindar atención médica correspondiente para el diagnóstico y tratamiento necesario a la hora de mejorar la calidad de vida de quienes padecen algún tipo de cardiopatía congénita.

A qué se considera una cardiopatía congénita

Las cardiopatías congénitas son un trastorno en el cual el corazón se desarrolla anormalmente. Esta anomalía generalmente se da previo al nacimiento del infante, durante el proceso de gestación. El corazón de un bebé comienza a desarrollarse durante las primeras ocho semanas de embarazo, y es allí cuando puede originarse una cardiopatía.

Es por ello que muchos bebés que la padecen mueren por esta causa, lo que se denomina muerte súbita, donde se conoce el diagnóstico real del infante.

Aquellos niños que nacen con esta patología deben someterse a cirugías de corazón y diversos tratamientos. Si se diagnostica a una temprana edad, es muy probable que la persona que padece esta enfermedad pueda recuperarse y llevar una vida saludable con normalidad.

De acuerdo a la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), junto al Ministerio de Salud, la cardiopatía congénita es la anomalía congénita más común en recién nacidos. Es considerada como la primera causa de muerte en el primer año de vida del infante.

La SAP sostiene que uno de cada cien recién nacidos posee una cardiopatía congénita, siendo unos 7 mil niños los que nacen anualmente con esta enfermedad.

Causas de las cardiopatías congénitas

De acuerdo a la OMS, se desconoce la causa de la aparición de esta anomalía. De todas formas, existen ciertos factores que pueden relacionarse con el origen de esa enfermedad. Algunos de estos son:

  • Infección contraída por la madre durante el parto.
  • Diabetes.
  • Consumo de drogas, alcohol o algún tipo de sustancia nociva durante el embarazo.
  • Factores hereditarios o enfermedades genéticas.

La clave en la prevención

La SAP recomienda realizar ciertos cuidados durante el embarazo para disminuir los riesgos de cardiopatías en recién nacidos. Estos cuidados comprenden una alimentación saludable junto con el cumplimiento de las visitas periódicas al médico o control neonatal.

La Organización Mundial de la Salud sostiene que la mayoría de las cardiopatías congénitas, que son diagnosticadas en edad temprana, pueden ser controladas y el paciente podrá gozar de una buena salud.

Es por ello que en el Día Mundial de las Cardiopatías Congénitas se llama a todos los gobiernos a generar protocolos y preparar a sus sistemas de salud ante esta enfermedad. Es vital que se concientice a los ciudadanos sobre la importancia de un diagnóstico temprano y se garantice el tratamiento adecuado a quien lo necesite.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here