La diputada provincial Marlen Espindola declara que la política pública sanitaria es una
función esencial e indelegable del estado en la que se debería hacer especial énfasis,
sobre todo en épocas de pandemia. Señala en este sentido que las numerosas
necesidades detectadas, fueron debidamente recepcionadas y transformadas en
acciones legislativas.

 

“La falta de una administración ordenada y transparente de los recursos destinadas a la
salud -subraya Espindola- ponen a las claras la ineficiencia de los funcionarios
pertenecientes a la cartera sanitaria, ya que la legislatura aprobó todas las solicitudes
presupuestarias efectuadas, a raíz de esta pandemia”.

“Este sistema -agrega- no es igualitario ni equitativo. La prueba mas contundente son
los reclamos permanentes de todos los profesionales y personal de salud, como así
también de los propios pacientes. La falta de recursos humanos, insumos, ambulancias
en malas condiciones, localidades sin acceso a servicios de urgencias, pacientes
compelidos a recorrer cientos de kilómetros para ser atendidos, personal agotado y
con remuneraciones abonadas fuera de término, son demandas recurrentes”.

La legisladora radical puntualiza que viene atendiendo estas necesidades, a través de
diversas gestiones y acciones, muchas de las cuales se canalizan mediante proyectos
destinados a encontrar soluciones por parte del gobierno provincial por medio del
ministerio de salud. “Señalamos la falencia -alude- pero siempre brindamos una
propuesta alternativa superadora”.

Proyectos:

▪ Creación de una guardia pediátrica externa permanente en el hospital de
Reconquista.

▪ Creación de cargos médicos genuinos para la guardia central y la unidad de
terapia intensiva de los hospitales de Reconquista y Vera.

▪ Designación de cargos médicos y enfermeros destinados al servicio de
emergencias medicas 107 de Villa Ocampo.

▪ Garantizar el goce del “Descanso Excepcional”, consistente en la dispensa de
prestar servicios, tanto de manera presencial como remota, conforme a lo
establecido por el decreto 33/2021, y en un todo de acuerdo con la Ley 9282 para
los profesionales universitarios de la sanidad, la Ley 9529 de los médicos
residentes comprendidos en dicho marco legal, y los profesionales del arte de
curar que revisten en calidad de contratados.

▪ Proveer una ambulancia tipo 4×4, para asistir a los vecinos comprendidos en la
zona de Intiyaco-Los Amores, en el departamento Vera.

▪ Brindar servicios de Rayos X y los recursos humanos necesarios, destinados a los
Centros de Salud de Tartagal, Intiyaco, Los Amores, Cañada Ombú, Los Tábanos,
Colmena y Garabato, colocando un equipo en un sitio equidistante de todas
estas localidades.

▪ Reconocer como Área de Oncología, al servicio que se presta en el Hospital de
Reconquista, destinando para tal finalidad, los recursos profesionales y
materiales necesarios.

La salud es un derecho -finaliza la diputada Espíndola- y una obligación que este
gobierno debe respetar, para bien de las comunidades, especialmente las que se
ven compelidas a ser atendidas por la salud pública. No es una cuestión
presupuestaria, sino de determinación, compromiso y organización”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here