La Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe le dio ingresó ayer al proyecto de ley de necesidad pública, lo giró a dos comisiones parlamentarias y votó un tratamiento preferencial para tratarlo en el recinto la próxima sesión extraordinaria que se realizaría la semana venidera o a más tardar la última semana de marzo.

Así se resolvió en la reunión de Labor Parlamentaria, previa a la reunión legislativa que presidió ayer en Santa Fe el titular de la Cámara baja santafesina Miguel Lifschitz, y se plasmó luego en el recinto donde formalmente obtuvo estado parlamentario el mensaje que había sido aprobado la semana anterior por el Senado.

“Entendimos que debíamos ingresar el proyecto en la sesión de hoy (por ayer), que recordemos no estaba citada, pero decidió convocar nuestro presidente, el ingeniero Lifschitz y la iniciativa fue remitida a las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Presupuesto y Hacienda. También acordamos darle preferencia para una sesión para que podamos estudiar las diferentes alternativas”, resumió el jefe del bloque radical en Diputados Maximiliano Pullaro.

Réplica

En elíptica réplica a declaraciones del gobernador Omar Perotti, que ayer tildó de “mezquina” la posición frentista en torno al tratamiento del meneado proyecto de necesidad pública, Pullaro redobló la apuesta ayer y lanzó un mensaje sin eufemismos a la Casa Gris. “Si el Poder Ejecutivo va por todo es probable que no tenga nada”, avisó Pullaro al revelar que aún no hubo contactos con el oficialismo para llegar a un proyecto consensuado entre la media sanción que le otorgó hace siete días el Senado al mensaje del PE y el dictamen de minoría del radicalismo que le introdujo sustanciales modificaciones al texto oficial.

Según el legislador de la UCR, “esperamos encontrar un camino intermedio, porque nosotros entendíamos en diciembre que no tenía que haber una ley de necesidad pública o de emergencia, pero luego de los encuentros, el debate y el diálogo con los ministros del gabinete, el jueves pasado diputados y senadores ofrecimos un endeudamiento de 22 mil millones de pesos al Poder Ejecutivo y programas por 9 mil millones de pesos para salud, alimentos y seguridad”.

“Estamos dispuestos a seguir dialogando hasta el último minuto, pero la UCR y el Frente Progresista Cívico y Social están en contra de otorgarle superpoderes o facultades discrecionales al gobernador de la provincia, porque ni la ley ni la Constitución lo contemplan y eso no se lo hubiésemos aprobado ni a un gobernador de nuestro propio signo político”, subrayó Pullaro, dejando en claro que el proyecto tal como lo aprobó la Cámara alta no atravesará el cedazo de Diputados.

Mezquinos

Las declaraciones de Pullaro parecieron salir al cruce de las manifestaciones que había vertido horas antes el gobernador Omar Perotti calificando de “tremendamente mezquina la propuesta” del Frente Progresista porque “si se analiza que hace tiempo ya estábamos pidiendo un refuerzo para accionar en Salud hay que explicarle a alguien con todo lo que estamos viviendo ahora con el coronavirus que se suma al dengue y al sarampión que estamos ante una emergencia”, se preguntó Perotti en tono irónico.

El mandatario ratificó además “la decisión de seguir adelante y cumplirle a los santafesinos lo que venimos planteando está tomada y se va a hacer. Lo que pedíamos es que se respete esa instancia de voluntad popular porque los programas que la gente votó no son inventos que nosotros se nos ocurrió presentarle a los legisladores, queremos que se puedan llevar adelante, y si no hay de decisión de aportar esos recursos los vamos a poner en marcha desde otra instancia para que los santafesinos tengan respuesta en este momento de crisis”, sentenció Perotti.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here