Luciano Castillo y Macarena Ramírez son dos médicos de 24 años, nacidos y criados en Reconquista que un día decidieron dejar sus empleos para cumplir el sueño de vivir en el sur del País.

Estos jóvenes profesionales, él de barrio Moreno, estudió en la UNL (Universidad Nacional del Litoral) trabajo en el Hospital de Reconquista. Ella de barrio Hospital, se recibió en la UNNE (Universidad Nacional del Nordeste) y se desempeñó como medica residente en el Hospital de Villa Guillermina, ambos hicieron más de 2500 kilómetros en busca de sus sueños, aventurarse a vivir y trabajar en un pueblo rural del sur de la Argentina.

Esos kilómetros hoy los ubican en Río Mayo, Chubut, un pueblo de 3500 habitantes, localidad del departamento Río Senguer, en el sudoeste de la provincia del Chubut, Argentina. Es escala obligada del Corredor Central hacia Chile, cercana a dos pasos fronterizos, uno por la localidad de Lago Blanco a Balmaceda (Chile) y otro por Aldea Beleiro.

El lugar en el que se encuentran cumpliendo sus metas no fue puntualmente elegido por ellos, fue, como quien diría, señales que les llegaron, precisamente a través de un mensaje de whatsapp. Por ese medio de comunicación se les presentó una publicación en la cual solicitaban médicos para trabajar en el Hospital de Río Mayo.

Fue así que dijeron que si y emprendieron el largo camino que los llevó a la entrada del Pueblo donde los espero el intendente, en un camión sin acoplado, y los acompaño hasta su nuevo hogar y lugar de trabajo.

Para conocer más sobre Río Mayo, Chubut https://riomayo.gob.ar/rio-mayo/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here