«La prórroga del decreto 408/2021 establecido para la restricción de exportaciones de carne, es una señal claramente contraria a los objetivos que se enuncian como argumentación de la misma en el decreto pertinente. Lo sabe toda la cadena productiva, lo saben los técnicos, lo saben los especialistas, lo saben hasta los mismos funcionarios del área competente.
La medida ya afecto a los pequeños y medianos productores, donde el daño ya está hecho, y se empieza a manifestar no solo en el descontento de un sector, sino también en la posibilidad de inversión productiva del mismo, el desande de estructuras en tecnología, genética y nutrición.
¿Tiene Sentido? Seguir con una medida que afecta negativamente a Trabajadores, a la inversión, a eslabones productivos, a la recaudación tributaria, a la Liquidación de divisas de exportación.
Decir que la medida tuvo resultado positivo es querer sostener un error con una mentira, estacionalmente él precio de la carne se estabiliza en condiciones normales en esta época fruto de la dinámica productiva y de consumo, pero también “Al mercado interno no le entra un bife más” el dinero ya no alcanza por su desvalorización constante, la gente no llega a comprar pan, carne, leche, combustible, etc. Esto hace también que la menor demanda no traccione en el precio. El resultado para el consumidor con esta medida será una copia espejo de lo que paso entre el 2006 y 2010, Una Caída de Consumo per cápita de 10 Kg. por habitante.
La Señal dada por el Gobierno es adversa a los intereses de la Nación en su conjunto, incertidumbre, desinversión productiva, descontento y principalmente la falta de esperanza en tener un país con reglas de juego transparentes, sustentables, duraderas, que fomenten la producción, el desarrollo y el crecimiento.
Es por todo esto que, Como Mesa, como Sector Productivo, pero principalmente como Ciudadanos, rechazamos enfáticamente la prórroga del decreto 408/2021
Mesa de las Carnes»

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here