Siguen los cruces entre exfuncionarios de Lifschitz, actuales legisladores, con ministros de Perotti por el estado de las cuentas provinciales. Sin embargo, todos manejan los mismos números.

Las finanzas provinciales están en el ojo de la tormenta. Desde el PJ, este lunes en conferencia de prensa, informaron sobre una deuda de 3 mil millones de pesos en obra pública heredada del gobierno de Miguel Lifschitz.

La ministra de Infraestructura, Servicios Públicos y Habitat, Silvina Frana, aseguró que el total de lo adeudado en concepto de certificados de obra y obligaciones en obra pública es de $3094.173.296,95, pero aclaró que la cifra no es definitiva.

Rápidamente desde el Frente Progresista, los diputados provinciales, muchos de ellos exministros del gobierno anterior, convocaron también a una rueda de prensa para aclarar los números de la deuda.

El exministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, afirmó que las cifras presentadas por el gobierno actual son ciertas. «Son números oficiales que nunca ocultamos, son las mismas cifras que manejamos nosotros, pero la diferencia está en la interpretación», manifestó, y volvió sobre la falta de encuentros en el momento de la transición «donde hubiéramos explicado en qué consistían».

En cuanto a la «interpretación» mencionó la diferencia de concepto de la «lógica de déficit cero como premisa de gobierno», y explicó: «Llevar la administración pública de los recursos de los Estados permenentemente a la búsqueda de ese déficit cero fracasó en los últimos cuatro años en el país. Por eso, nosotros trabajamos cuidando el equilibrio presupuestario, cuidando los recursos de la provincia pero no ajustando a cualquier costo».

Más allá de las definiciones políticas, fue Gonzalo Saglione, exminsitro de Economía provincial, quien habló de números específicamente.

El actual diputado precisó que al 30 de noviembre de 2019 había un saldo deficitario de más de 8 mil millones de pesos «inferior al que había promediando el año, lo cual significa que de julio en adelante el gobierno provincial evidenció un superávit que permitió reducir los números respecto a julio».

En ese sentido, argumentó que «en un momento de crisis entendimos que había que enfrentar esa situación sosteniendo subsidios que había retirado Nación, tanto en materia de transporte como de electricidad lo que significó 3 mil millones de pesos aportados por el gobierno santafesino, y del mismo modo creímos conveniente sostener la Obra Pública a pesar del retiro del Fondo Sojero, y también se perdieron ahí entre 3 mil y 4 mil millones de pesos».

El legislador también justificó que en un momento recesivo la Obra Pública «ayuda» a mantener la actividad económica generando empleo directo «por eso, mientras el empleo en la construcción disminuía en el país en la provincia de Santa Fe logró sostenerse».

Por último, responsabilizó sobre la situación a la falta de envíos de los aportes de Ansés del gobierno nacional a la provincia que debería haber sido de «5 mil millones de pesos y llegó cero pesos y eso genera una disminución de recursos que es fruto del incumplimiento nacional».

Del mismo modo, se refirió al impacto que tuvieron en las financias provinciales las decisiones tributarias nacionales tomadas en el decreto del 14 de agosto que afectó la coparticipación de todas las provincias y Santa Fe perdió entre los meses de agosto y diciembre entre 3 mil y 4 mil millones de pesos, detalló Saglione.

«Cuando tomamos en cuenta ambos elementos estamos en un orden de magnitud similar al déficit que la provincia mostraba al 30 de noviembre de 2019», resumió.

Eso en cuanto a lo presupuestario. En el ámbito de lo financiero «nos encontramos con montos por pagar como la famosa ‘deuda flotante’, y montos por cobrar. Los montos por pagar eran de 4.332 millones de pesos al 30 de noviembre en relación a la Obra Pública, a lo que hay que contraponer los 3 mil millones de pesos que Anses debió pagar, y el reclamo de la Corte Suprema por el impacto en la coparticipación de las medidas del 14 de agosto».

El exministro finalizó: «Cuando uno mira lo que tenía por pagar al 30 de noviembre y lo que tenía por cobrar son montos prácticamente equiparables».

 

Fuente – LT10.com.ar

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here