La medida busca mejorar el cumplimiento de las normas y brindar mayor seguridad a los usuarios del servicio de remises.

Con el objetivo de ordenar el servicio, verificar el cumplimento de las normas, y brindar mayor seguridad a los usuarios de servicio de remis, el Gobierno de Reconquista está llevando adelante un reempadronamiento de las unidades y renovando las obleas.

“Este es un trabajo que venimos realizando con las cinco empresas de la Ciudad, debido a la necesidad de reempadronar la planta de remises», explicó el secretario de Gobierno del municipio, Guillermo Romero Mansur.

 

Obleas y reempadronamiento

El reempadronamiento permitirá dotar a las unidades de elementos accesorios para que los usuarios visualicen los vehículos con más claridad, y faciliten las tareas de control. La propuesta del Ejecutivo Municipal contempla la colocación de obleas permanentes, debido a que anteriormente las mismas «venían con numeración consecutiva y se anexaban por cualquier situación, como cambios de conductor o de vehículos. Por eso hemos decidido establecer un límite de obleas permitidas, que serán 250, e incluye un reempadronamiento de todas las unidades que son utilizadas como remises», detalló el funcionario y aclaró que «la nueva oblea tiene un número permanente».

 

Mayor seguridad

Mediante esta política, el Gobierno Municipal tendrá «un mayor control para saber quiénes están registrados, actualizando los datos, y constatar si cumplen con los requisitos. Por su parte el vecino tendrá total conocimiento y seguridad del vehículo que utiliza», remarcó el funcionario.

 

Trámite

El titular de la cartera de Gobierno, sostuvo que el trámite lo deben realizar todos los remises, tanto los que solicitan nuevas como los que renuevan la licencia, teniendo que presentarse en el Departamento de Inspección General para cumplimentar con lo solicitado. Realizado el trámite, se colocará la oblea tanto en el parabrisas delantero como en la luneta trasera, donde sean perfectamente visibles e identificables”, sostuvo Guillermo Romero Mansur.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here