Las aulas de las escuelas públicas y privadas volverán a estar vacías hoy y mañana por el rechazo de los maestros a la última oferta salarial.

“El gobierno tiene la responsabilidad de convocarnos si quiere solucionar el conflicto”. Con estas palabras dirigidas a la Casa Gris, la titular de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafé) y líder de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), Sonia Alesso, reclamó retomar las negociaciones. Hoy y mañana se interrumpirá el dictado de clases en escuelas y colegios privados, en tanto el jueves habrá movilización en Santa Fe. Fuentes de la Casa Gris, indicaron ayer que los docentes serán nuevamente convocados entre el viernes y el lunes próximo.

“El gobierno tiene la responsabilidad de convocarnos si quiere solucionar el conflicto. Desde Amsafé vamos a hacer todos los esfuerzos para que nos convoquen. Si el gobierno entiende la situación, tiene que llamarnos de manera urgente”, consideró ayer Alesso en diálogo con La Capital.

Cabe recordar que a la oferta de un 3 por ciento inicial de aumento salarial que fue rechazada y complicó el inicio de clases, el gobierno santafesino le contrapuso un 10 por ciento en una segunda ronda de negociaciones, la que también fue rechazada de plano por la conducción gremial.

Así las cosas, la segunda tanda de paro por 48 horas en reclamo de una recomposición salarial se pondrá en marcha hoy y se extenderá hasta mañana.

“La última oferta fue insuficiente, la rechazamos en la mesa de diálogo y la convalidaron los delegados. Además, este jueves movilizamos en la plaza de Mayo en Santa Fe”, recordó Alesso.

Ayer, en tanto, desde el Ministerio de Gestión Pública confirmaron que “se convocará nuevamente a los docentes el viernes o a más tardar el lunes”.

Cuando a Alesso se la consultó sobre la pulseada entre la oposición en la Legislatura y el Ejecutivo en relación a la ley de necesidad pública, la líder de Ctera fue clara: “No podemos ser la moneda de cambio ni los que paguemos esta discusión. Creemos que los actores deben discutir en otro ámbito. Tenemos un salario para vivir y no para especular. Pagamos impuestos y tenemos un porcentaje altísimo de maestras que son sostén de familia, y nuestro sueldo inicial es de 31.500 pesos para un maestro de grado”, enumeró para justificar por qué la administración de Omar Perotti debe mejorar la propuesta. En esta línea recordó que en la Argentina se necesitan 40 mil pesos mensuales para no caer en la línea de pobreza.

Por lo que significa la fricción entre socialismo legislativo y el gobierno, la titular de Amsafé se desmarcó: “No somos legisladores, no pertenecemos a un partido y sólo discutimos condiciones salariales, concursos, salud y trabajo”.

Sobre este punto, hubo énfasis por parte de Alesso. “Amsafé es autónoma, defiende al docente y si se repasan los últimos años se comprobará que hemos debatido con todos los gobiernos de distintos signos políticos. Nadie puede decir que el gremio ha tenido una conducta con uno y otra con otros”.

En tanto, el secretario de Amsafé Rosario, Gustavo Terés, indicó que hoy se producirá una iniciativa de acción gremial en la Caja de Jubilaciones junto a la subcomisión de jubilados docentes, y comenzarán los preparativos para la movilización a la capital provincial.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here