Con ocasión de celebrarse el 21 de agosto la memoria de San Pio X, patrono de los catequistas, el obispo diocesano, Mons. Ángel José Macín saluda a todos los catequistas de la Diócesis con un breve mensaje:

«Hermanas y hermanos catequistas:
Leemos en 2 Tim 4: ‘proclama la Palabra de Dios, insiste con ocasión o sin ella…con paciencia incansable y con intención de enseñar’.

Me parecen expresiones muy apropiadas para saludar a los catequistas en su día, invitándolos a agradecer a Dios por el llamado recibido, y por la misión confiada. En efecto, el catequista es eco de la Palabra de Dios, y tiene que estar dispuesto a dejar que resuene la voz de Dios en toda ocasión, sea o no favorable.

También este tiempo inédito de Pandemia es ocasión para que el catequista renueve y fortalezca su misión, siendo creativo en el modo de acercar el mensaje.

La paciencia es otra de las virtudes requeridas para un buen catequista, prolongación de la paciencia que el Señor tiene con nosotros.
Y su intención, su motivación permanente tiene que ser la enseñanza de la doctrina que brota de la Palabra de Dios.

Les deseo que vivan este día con corazón agradecido, y que Dios los bendiga con los dones de la paciencia, la perseverancia y la valentía. Gracias por el servicio que despliegan en la Iglesia».

+ Mons. Ángel José Macín
Obispo de Reconquista

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here