Desde el Obispado de Reconquista, compartieron un comunicado del obispo diocesano, Mons. Dr. Ángel José Macín en relación a los estudios de post-grado del Pbro. Guillermo Nicolás Benítez:

«En vistas a un mejor servicio al Pueblo de Dios en lo que se refiere al cuidado de los niños y las personas en general en los ámbitos eclesiales, después de un largo camino de gestiones, el P. Guillermo Nicolás Benítez será enviado a realizar estudios de post-grado en Derecho Canónico, en la Catholical University of America, Washington D.C. Este lugar fue decidido no solo por la excelencia de la formación que allí se imparte, sino también porque la Iglesia Americana ha pasado por graves tribulaciones y las está superando, con humildad y compromiso. Esta experiencia queremos que conozca el P. Nicolás, para compartirla luego en nuestra diócesis.

El Santo Padre Francisco insiste en la necesidad de un tiempo nuevo y de un camino de purificación en la Iglesia de todo tipo de abuso y, especialmente en la protección y prevención de los mismos, en niños y personas vulnerables. En su emotiva carta al Card. R Marx, decía: “…Toda la Iglesia está en crisis a causa del asunto de los abusos; más aún, la Iglesia hoy no puede dar un paso adelante sin asumir esta crisis. La política del avestruz no lleva a nada, y la crisis tiene que ser asumida desde nuestra fe pascual”.

En el itinerario diocesano que estamos intentando recorrer, siguiendo esta clara orientación, se inscribe la elaboración del “Código de Conducta” para clérigos y agentes de pastoral, la creación de la “COPAAE” (COMISIÓN PREVENCIÓN DE ABUSOS EN AMBIENTES ECLESIALES), la reciente institución de la “Oficina de Recepción de Informes” referidos a presuntos abusos de clérigos o laicos comprometidos, la organización de talleres de formación en la materia, además del delicado y difícil trabajo que lleva adelante el Tribunal Diocesano de Primera Instancia, son algunos ejemplos.

La apuesta tiene su costo, pero gracias a las gestiones del Card. Sean P. O’Malley, un luminoso testigo del cuidado de los más pequeños, y a la muy probable ayuda de ADVENIAT, la conocida agencia alemana que trabaja en favor de las Iglesias más necesitadas, se han conseguido los fondos suficientes para costear las erogaciones que ello supone.

Agradezco sinceramente al P. Nicolás por aceptar este desafío, preparándose durante estos años con esmero en el estudio del inglés y otras materias, y a la comunidad de Avellaneda, quien lo ha acompañado en sus primeros años de ministerio. Les pido que sigan rezando por él y lo sigan acompañando con su afecto a la distancia.

En breve, se dará a conocer quien se sumara al equipo sacerdotal de la parroquia, junto al P. Walter Vénica, religiosas y laicos, para atender la intensa labor pastoral de allí se desarrolla.»

+ Mons. Ángel José Macín

Obispo de Reconquista

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here