Hasta ahora son cuatro los productores de ese distrito afectados por al menos entre tres o cuatro perros que muerden el ganado vacuna de tal manera, que las heridas le provocan luego la muerte. El más afectado hasta el momento fue Rubén Brach, que sufrió la pérdida de 17 vacas.

Rubén Brach productor ganadero de la zona rural de El Sombrerito dijo en RADIO AMANECER  que “yo tengo un campo con cañada sobre la Ruta 11, y hace más o menos dos meses que vengo con un problema de que me venían desapareciendo vacas. Las empecé a buscar y las encontré bien mordidas y muertas. Comencé a buscar los perros pero imposible, porque no sabés el día y la hora en que llegan. Calculo que más están atacando a la mañana que a la noche. Las muerden de tal forma que después mueren. Un día me avisaron que estaban ladrando los perros y sí, me tenían rodeadas todas las vacas en una aguada, eran dos perros, los seguí pero no los pude agarrar”.

Luego siguió “es la primera vez que veo que perros muerdan de esta manera a las vacas. Estaba muy afligido, porque ya iban diecisiete animales muertos. Hablaba con los vecinos y nadie tenía problemas, el único piquete que atacaban era el mío. Entonces las traje en una loma que tengo más arriba. Pasaron quince días y no las atacaron. Resulta ser que la semana pasada, me llamó un vecino que le llegaron a él y le mataron una vaca, y ahora otro vecino que también le habían matado una y herido a otra”.

Rubén aclaró que “no las comen, solo las muerden, y no son perros mal alimentados. Son perros mal impuestos, y pueden venir de diez kilómetros a hacer el daño, por lo que es muy difícil saber de dónde vienen y de quién son”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here