El gobierno anunció que incorporaron departamentos del noreste provincial y varios distritos en el sur. “Seguimos con la misma metodología: vemos la cuestión satelital y los informes de las entidades y de los municipios y comunas”, indicó la ministra Ciciliani.

Anuncio

Desde Avellaneda la titular de la cartera productiva destacó: “ningún productor que esté afectado en más del 50% de su rentabilidad económica del año agrícola se va a quedar si su certificado de emergencia”.

El gobierno santafesino emitió un segundo decreto ampliando la emergencia agropecuaria en 3.2 millones de hectáreas, que se sumaron a las 5.8 millones dictadas la semana anterior. Con esta medida se incorpora la región noreste del territorio, más un grupo de localidades aisladas en el sur provincial.

Según informó el Ministerio de la Producción, la normativa será firmada por el gobernador Miguel Lifschitz durante el transcurso de la semana próxima y abarcará todos los distritos hasta completar el departamento Vera, General Obligado y San Javier. Además incluirá el distrito de Monje, del departamento San Jerónimo; el distrito Helvecia, del departamento Garay; los distritos de Llambi Campbell, Campo Andino, Laguna Paiva y Arroyo Aguiar; del departamento La Capital; los distrito de Salto Grande, Totoras y Bustinza, del departamento Iriondo; el distrito de Fuentes, del departamento San Lorenzo; el distrito J B Molina, de departamento Constitución; y los distritos de Pueblo Uranga, Pueblo Ester y General Lagos, del departamento Rosario.

El anuncio formal lo realizó la Ministra de la Producción, Alicia Ciciliani, desde Avellaneda en el marco de la reunión de la Mesa Algodonera Nacional. En la víspera, la funcionaria había adelantado a la prensa la decisión oficial de ampliar la Emergencia Agropecuaria, a tono con las solicitudes de entidades ruralistas y técnicos vinculados al sector. “Ahora anunciamos muchas más hectáreas en distintos departamentos y seguimos con la misma metodología: vemos la cuestión satelital y los informes de las entidades y de los municipios y comunas”.

Ciciliani resaltó que analizaron con el gobernador Miguel Lifschitz “todos los pedidos que recibimos y el mensaje es: ningún productor que esté afectado en más del 50% de su rentabilidad económica del año agrícola se va a quedar si su certificado de emergencia en la provincia de Santa Fe”.

Con esta medida, el gobierno dio respuesta a algunas solicitudes que habían surgido desde el sector agropecuario para incorporar nuevos distritos a la Emergencia. Es el caso del departamento San Javier, desde donde un grupo de técnicos enviaron un informe a Ciciliani indicando pérdidas superiores al 50% en agricultura, ganadería y apicultura. Sin embargo sigue pendiente el reclamo de la dirigencia del sur provincial, región que aún continúa excluida del beneficio.

 

Fuente – El Litoral.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here