La presentación fue realizada en la mañana del sábado pasado.

Nicolás Aput, de 29 años y titular del salón de eventos José I, e integrante de la familia propietaria de la empresa de sepelios San José, denunció a la médica Elisabeth Perlman por supuesto abuso de autoridad.

En sede policial, Aput expuso que viernes 16 de abril pasado, a las 21:27, recibió una llamada proveniente de un número de celular “donde la Dra. “Tyla” Perlman, Jefa de Covid 19 de este departamento, me llamó a mi teléfono particular por espacio de 1:04 minuto”.

El denunciante dijo que, en la comunicación, la médica le manifestó: “Que me olvide que ella va a firmar algún protocolo del salón, y tu familia tiene turno para vacunarse el jueves y que la vacuna no se las voy a dar”. “Y luego me cortó”, recordó.

“Quiero hacer constar que tengo un centro de eventos y es por eso que la doctora me adujo que no me va a firmar ningún protocolo”, dijo, y agregó que “no pude grabarla, solo puedo hacer entrega de captura de pantalla donde me figura la llamada”.

Anteriormente, aseguró Aput, ese viernes alrededor de las 19 “yo intenté llamarla varias veces por un evento y un inconveniente que había surgido y la misma no me respondió. Luego me llamó a la hora mencionada, me dijo eso y me cortó”.

En ese punto de su exposición de los hechos, expresó: “Creo que esta doctora hace abuso de autoridad, porque adujo que no me va a autorizar por parte de Salud ningún evento y negando la vacuna a mi familia”.

Refirió no saber el motivo de la reacción de la profesional hacia él, y calculó que se podría deber a que abrió el salón de eventos. “Pero yo tengo autorización de la Municipalidad” para funcionar, completó.

Todo fue consecuencia de que el viernes pasado la Dra. Perlman llamó a la policía para que se presentara en el salón de eventos citado con el objetivo de cerrarlo para que no pudiera abrir esa noche, según contó Aput. Pero, en base a los permisos municipales con los que cuenta pudo trabajar.

El empresario pidió especialmente que quede claro que “esto no es de ninguna manera contra el Hospital, con el cual colaboramos siempre y al que defendemos en su tarea de sanitaria pública. Esto es una denuncia contra la Dra. Perlman porque no tiene derecho a tratarme así a mí y a mi familia, eso sin contar que somos la única empresa de sepelios cuyo personal no ha sido vacunado todavía a pesar de que por el servicio que prestamos estamos en contacto directo con el virus”.

Fuente – InfoVera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here