Desde la justicia que investiga el caso de Rosalía Jara aseguran que en la localidad del oeste departamental la gente “tiene mucho miedo de hablar” y aportar datos que ayuden a dar con la chica.

Un funcionario que pidió reserva de identidad dijo a InfoVera que “cómo es posible que en un pueblo de poca cantidad de habitantes se pierda una persona y nadie sepa ni haya visto nada”. Ni siquiera los familiares quieren hablar, lamentó la fuente consultada.

“Olmos es un lugar donde siempre se dijo que había explotación sexual y donde se vende mucha falopa (sic) al menudeo, por eso es importante que esté interviniendo la Dirección de Trata y la sección de Antinarcóticos de la PDI”, enfatizó.

Por ahora, de acuerdo a lo que averiguamos, no están funcionando los cotos de caza, confió el funcionario, pero “no hay que olvidar que hace un mes fue detenido un tal Verón acusado de proxeneta y que sería uno de los punteros políticos principales del pueblo”, reveló.

Entonces hay que tener en cuenta todo el contexto, porque acá hay que ver si hay protección política para que el turismo sexual tenga lugar en Fortín Olmos, enfatizó.

“No olvidemos que está detenido e imputado un tal Verón por proxeneta y que es uno de los principales punteros políticos del pueblo”, puso de relieve.

“Todo es muy sugestivo en Olmos, tanto que en la investigación surge que Valdez era muy amigo de algunos policías y que en las noches iba a jugar a la play a la comisaría” concluyó.

 

Fuente – Infovera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here