Escándalo en el norte por los masivos festejos de alumnos de cuatro escuelas que no respetaron los protocolos. El municipio dijo que sólo había autorizado «un bocinazo» pero que terminó en «caos y descontrol».

En plena pandemia, Villa Ocampo se vio sorprendida por un masivo festejo por el Día de la Primavera que protagonizaron este lunes por la noche alumnos de un colegio privado de esa ciudad. Chicos en caravana por la avenida principal, algunos caminando y otros en vehículos, celebraban con gritos, cánticos y bailes el Día del Estudiante y de la Primavera.

Villa Ocampo es la ciudad del departamento General Obligado con más cantidad de contagios por coronavirus desde el inicio de la pandemia, incluso por encima de Reconquista y Avellaneda. Este mismo lunes registró cuatro nuevos contagios, sumando así 60 en total. Esa localidad había retrocedido a fase 1 en junio pasado, cuando un verdulero que había viajado a Chaco, ingresó contagiado, propagando el virus en toda la zona. Ahora, la población se encuentra en fase 4.

Pese a todos estos antecedentes, la gente salió a la calle. A lo largo de varias cuadras, la marea de jóvenes recorrió la ciudad, sin barbijos, ni distanciamiento y compartiendo vasos con bebidas. Pero también había muchos padres acompañando a los estudiantes. A tal punto llegó el descontrol en Villa Ocampo que algunos de los progenitores agredieron verbalmente a los policías y agentes municipales que intentaban llamar a la responsabilidad social para evitar la propagación de la pandemia.

Los festejos estaban autorizados aunque sólo con la participación de vehículos, precisamente, para evitar el contacto estrecho entre los jóvenes. Sin embargo, la situación terminó absolutamente descontrolada, según se ve en los videos subidos por los mismos chicos a las redes sociales bajo el título Promo20vn.

El director de Inspectoría municipal de Villa Ocampo, Robert Cano dio explicaciones oficiales sobre el escándalo: «Lamentablemente fuimos tomados por ingenuos», se excusó el funcionario, quien aclaró que el Municipio ocampense sólo había permitido realizar «una caravana con bocinazo», pero «a la media hora comenzó el caos y el desastre». «No cumplieron lo que se había acordado. Nosotros tenemos filmaciones, más los videos que subieron a Instagram y veremos qué acciones tomamos», apuntó Cano.

Admitió que el Municipio tiene responsabilidad y aseveró: «Asumiremos la responsabilidad que nos compete». «Por supuesto que estamos indignados y molestos. Esto es un bochorno», reconoció. Estimó que la caravana de Primavera fue protagonizada por 280 estudiantes, a los que se le sumaron padres y hermanos de los chicos. Para peor, dijo que muchos de los padres de los estudiantes son «médicos y docentes», y que todos ellos «se hacían responsables del distanciamiento y del uso de los barbijos», cosa que no sucedió.

«Son profesionales médicos, docentes, que se comprometieron a mantener el protocolo. La caravana empezó bien pero en media hora comenzó el caos y el desastre», dijo, y continuó: «Habíamos charlado con los padres; se iba a respetar el distanciamiento social y el uso de barbijos, es decir todo el protocolo. Pregonamos permanentemente que se cumplan todos los protocolos para salvar la integridad, en un momento tremendo como este, lamentablemente fuimos tomados por ingenuos, no cumplieron lo que se había acordado».

Cano aseguró que todos los que participaron de los festejos de la Primavera están filmados, pero en estos momentos Villa Ocampo no tiene fiscales. Los dos funcionarios del MPA de esa localidad «están de licencia» y se aguarda la llegada de un subrogante de Reconquista para el miércoles o jueves. Recién ahí el Municipio podrá saber qué resolución judicial se toma. El temor latente es a que estos festejos provoquen una nueva ola de contagios mucho peor que la que se vive estas semanas. «¿Qué pasa si se muere gente?», se preguntó Cano, quien reiteró que la responsabilidad es compartida entre la Municipalidad y los padres de los estudiantes.

Fuente – Aire de Santa Fe

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here