Avellaneda, Santa Fe, 20 de junio de 2022

En relación con las informaciones que han circulado, vinculadas primeramente con una decisión de la Corte Suprema de Santa Fe que implicaría la suspensión de los plazos del proceso en instancias decisivas para la salida ordenada del trámite concursal, y en segundo lugar a las declaraciones presidenciales publicadas en la prensa relativas a la conveniencia de contar con “una empresa testigo que ordene el mercado”, el Directorio de Vicentin S.A.I.C. manifiesta:

  1. Que ratifica su confianza en las instituciones -en especial en la justicia provincial- y que aguarda con expectativa la reanudación de los plazos procesales a fin de terminar la acreditación de las conformidades requeridas por la Ley de Concursos y Quiebras para alcanzar un Acuerdo con sus legítimos acreedores;
  2. Que la suspensión de plazos se ha ordenado en vísperas de la Audiencia Informativa establecida por la ley concursal, fijada para el día Miércoles 22 de Junio a las 17.30h, en la que Vicentin S.A.I.C. debía brindar explicaciones respecto de la negociación llevada a cabo con sus acreedores, especialmente cómo iba a alcanzar las mayorías de ley dentro del plazo del período de exclusividad, y los asistentes podían formular preguntas sobre la propuesta;
  3. Que hasta la fecha, el proceso concursal ha discurrido, más allá de las dificultades propias de la envergadura e impacto de dicho proceso, de manera transparente, con la activa participación e involucramiento de todas las partes y bajo una rigurosa supervisión tanto del juzgado, como de la sindicatura y de los interventores actuantes impuestos por el propio juzgado;
  4. Que la propuesta -que a la fecha cuenta con el apoyo de más de 1.000 acreedores- tiene posibilidades concretas de alcanzar la declaración de “Existencia de Acuerdo”;
  5. Que esta propuesta, creíble, sustentable y autosuficiente, es la única alternativa concreta que permite a los acreedores de la Sociedad recuperar sus acreencias en los términos aceptados por las mayorías de ley;
  6. Que todas las explicaciones relativas a un hipotético cramdown -imposibilitado por el apoyo mayoritario de los acreedores a la propuesta- sólo llevan a confusión a la audiencia no especializada, puesto que ninguna de ellas explica cómo se va a financiar la actividad de Vicentin, de dónde saldrán los 300 millones de dólares de capital de trabajo necesario para operar, cómo recuperarán sus acreencias los acreedores -todos, no solamente los granarios- y cómo se protegerán los 1.500 puestos de trabajo directos durante una aventura sin conducción ni capacidad financiera;
  7. Que Vicentin no es ni puede ser una empresa testigo que ordene el mercado de granos, puesto que Vicentin es tan solo una (gran) empresa de molienda que transforma granos en aceite y harina. Su participación antes de la presentación en concurso nunca alcanzó el 15% del sector.

Por todas estas razones, esperamos poder terminar en el tiempo previsto la reorganización final de la Sociedad y comenzar con los pagos lo antes posible, lo que permitirá superar definitivamente esta etapa tan difícil y continuar operando de manera segura y confiable hacia un futuro sustentable.

Firmado: EL DIRECTORIO

La Corte Suprema de Santa Fe suspendió el concurso de acreedores de Vicentin

La Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe dispuso la suspensión del concurso de acreedores de Vicentin y la interrupción de todos los plazos procesales. El máximo tribunal santafesino ordenó al juez Civil y Comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, que le remita todas las actuaciones del proceso concursal de la compañía agrícola.

El breve pronunciamiento señaló: “Santa Fe, 16 de junio de 2022. Por recibido. Del pedido de avocación, traslado al Sr juez del concurso. Una vez evacuado el mismo se deberá remitir el expediente a los fines que esta Corte puede expedirse con los autos principales a la vista. Suspéndase los términos que estuvieran corriendo”. La resolución lleva la firma del presidente del tribunal, Rafael Gutiérrez, y de la prosecretaria, Fernanda Drago.

La decisión del máximo organismo judicial de Santa Fe es a pocos días que que venza los plazos que el Juez del Concurso otorgó a la empresa para que alcance el acuerdo con los acreedores para de esa manera evitar la quiebra. Ese plazo vencía el próximo 30 del presente mes.

El principal acreedor, el Banco de la Nación Argentina, rechazó la extensión y lo mismo hizo el Banco Provincia, desde donde la consideraron “insatisfactoria para los intereses de la banca pública”.

Hay que recordar que Vicentin enfrenta un concurso de acreedores en los Tribunales de Reconquista por una deuda de 1.573 millones de dólares, de los cuales el 64% son con entidades financieras, tanto nacionales, como internacionales.

En ese sentido, en abril pasado la empresa anunció que se había alcanzado “la cantidad de conformidades necesarias para alcanzar la mayoría de personas”, en lo relacionado a la propuesta que había elevado a los acreedores para su tratamiento. Según se detalló en un comunicado, se obtuvo la aceptación de más de 811 acreedores verificados en el procedimiento concursal. “Este número supera el 50 % + 1 de ´Cápitas´establecido en la Ley de Concursos y Quiebras”, dijeron desde la agroexportadora.

Pedido de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe. Pedido de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe.

A partir de eso y en todo este tiempo, la empresa trabajó en la búsqueda de conformidades del sector financiero y cumplimentar la segunda mayoría que requiere el proceso concursal que se tramita en el Juzgado N°2 de primera instancia en lo Civil y Comercial de la ciudad santafesina de Reconquista, a cargo del Dr. Fabián Lorenzini, que es alcanzar el 66,6% de aceptación a la propuesta en relación al capital verificado.

Alberto Fernández: «Ahora hay otro escenario para Vicentin»

En una entrevista con un medio nacional, el presidente Alberto Fernández volvió a mencionar la posibilidad de crear una empresa testigo “para ordenar” el mercado de comercialización de granos y de alimentos en general.

Y mencionó específicamente que si bien en 2020 finalmente descartó la estatización, porque –según explicó- “le hubiera hecho un favor a los acreedores, no a la Argentina”, el gobierno siguió trabajando “y ahora hay un escenario donde, tal vez, podamos hacer algo. No digo que esté seguro, pero sí que tenemos un escenario más favorable que aquel”.

Los entrevistadores le preguntaron si sería posible “pensar en una empresa pública de alimentos” y el presidente respondió planteando: “la Argentina tiene que repensar su estructura en materia alimentaria, así como en el tema de comercialización de cereales. Les doy un ejemplo: el gas en boca de pozo lo estamos pagando USD 3,40 (el millón de BTU), y en EEUU está a 6,50. Eso es el resultado, en gran medida, de que esté YPF en manos del Estado. Una empresa testigo que te ordene el mercado no es algo menor”.

Planteó así nuevamente a YPF como posible vehículo de la intervención estatal. En el primer intento, había sido específicamente a través de YPF Agro.

“Ahora, nosotros en materia alimenticia tenemos que hacer algo que nos permita de algún modo intervenir para ordenar estas cosas”, prosiguió el presidente. “No se trata de la Junta Nacional de Granos, sino de buscar más herramientas. En su momento, la alternativa Vicentin la descarté, porque era hacerle un favor a los acreedores, no a la Argentina”, Sin embargo, continuó, “en el escenario actual, en el que la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe ha intervenido (mediante la suspensión del proceso de convocatoria) y se podría dar la posibilidad de cramdown (propuesta de solución de la deuda de los principales acreedores principales, incluido el Banco Nación), yo dije estudiémoslo porque es posible. Lo que no es posible es esta lógica de ‘expropiemos empresas de cualquier modo’ porque después se paga lo que no corresponde. Y yo no quiero hacer eso”.

En ese contexto, dijo Alberto Fernández, “el Banco Nación es un acreedor privilegiado y puede ser determinante de la quiebra o de la continuidad. Ahora, si somos garantes de la continuidad, entonces pondremos las condiciones para que sea posible”.

Desde el primer día
El presidente subrayó además que avanzar en esa alternativa fue “la decisión que tuve el primer día”. Así lo explicó: “Cuando me metí, en 2020, con la intervención, pero con mucha interferencia del juez de la convocatoria. Entonces vi que podía obligar a los argentinos a pagar una deuda cuantiosa, que no era razonable. Por eso retrocedí. Retrocedí de la estatización, pero seguimos trabajando la alternativa del cramdown y ahora hay un escenario donde, tal vez, podamos hacer algo. No digo que esté seguro, pero sí que tenemos un escenario más favorable que aquel”.

Según el presidente, un problema que encontró en su intento anterior fue que Vicentin fue convertido “en un problema ideológico, y no es un problema ideológico, es un problema de oportunidad”.

“Yo estoy convencido –explicó- de que lo que nosotros tenemos que garantizar es terminar con estos oligopolios, monopolios, y cuando estos sistemas existen, como el caso de las 7 u 8 cerealeras que existen en Argentina, si el Estado tuviera una cerealera que exporta, tendríamos posibilidades de intervención en favor del mercado, en favor de los argentinos. Pero eso no hay que hacerlo de cualquier modo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here