La policía llegó pasadas las 5 de la mañana de este viernes 28 de agosto y les leyó la orden judicial que había sido emanada el día anterior por el Juez Santiago Banegas.

 

Alrededor de 200 policías y unos 15 patrulleros se convocaron hasta el predio de la Algodonera para intimidar a los trabajadores, que más alejados del lugar realizaron el reclamo, que ya lleva  70 días.

Fueron momentos de máxima tensión, pero los trabajadores decidieron no resistir el desalojo y se retiraron pacíficamente del predio.

Los obreros, que no se resistieron, no podrán mantener el acampe dentro del Parque Industrial de Reconquista, ya que ese predio es privado, su permanencia es considerada por la justicia como una ilegalidad, tampoco podrán mantener el acampe frente a la empresa.

Ahora los trabajadores deberán resolver, en asamblea, cómo continúan con la protesta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here