El pasado viernes 19 de noviembre se realizó en las instalaciones del Club Deportivo y Social Guadalupe un encuentro de los Campeones 1967 en primera división de la vieja Liga Regional Norteña de Fútbol.

Después de más de medio siglo del logro deportivo y de los dos años de encierro por la pandemia los septuagenarios y octogenarios jugadores estaban con muchas ganas de reencontrarse para recordar anécdotas de sus “días de gloria”, por lo que la Comisión del Club, integrada por jóvenes dirigentes, y sus familiares les hizo realidad ese sueño agasajándolos con un sabroso asado a la estaca, un momento ameno en familia, obsequios y sesión fotos.

Los homenajeados presentes en el reencuentro fueron: Aldo y Edelmiro “Miro” Sandrigo, Herman “Miti” Sandrigo, Omar y Edelmiro “Miro” Masat, Natalio y Remo Vénica, Pedro Persoglia, Fraín Tortul, Elvio “Cacho” Sánchez, Rubén “Puma” Gregoret, Oscar “Nene” Gregoret, Víctor Frete (quien vino de Zarate, provincia de Bs. As).

También se recordó a quienes ya no están presentes físicamente entre nosotros: Celso Masat (DT), Alcides Masat, Hugo Delgado, Severino Sandrigo,  Aroldo Vénica (jugador de La Costa que defendía los colores de Guadalupe en la Norteña)…

Para éstos gloriosos jugadores fue una noche maravillosa cargada de emociones, recuerdos, anécdotas, logros deportivos, pero más importante aún, un momento para festejar la vida.

Reseña del Campeonato 1967

La Liga Regional Norteña de Fútbol, fundad en 1954, con sede en Guadalupe Norte, organiza en la temporada 1967 el Campeonato por la Copa Rotativa donada por la firma comercial de Avellaneda “Sartor Hnos.”, disputándola seis clubes: Atlético Flor de Oro, Los Pampeanos de 7 Provincias, Sportivo Ceibalito, Atlético El Sombrerito, Argentino de Lanteri y DyS Guadalupe.

Dos de los clubes tradicionales de la Liga no participarían, Atlético Las Garzas en conflicto desde el año anterior con la institución madre resolvió afiliarse a la Liga Reconquístense para disputar el Ascenso, mientras que Atlético Ingeniero Chanourdié pidió permiso por una año para no participar alegando problemas económicos y falta de jugadores.

Para cubrir esas vacantes y no perder competitividad la Norteña hizo invitaciones de afiliación a los clubes Morajú y El Porvenir de Los Lapachos, ambos del distrito  Chanourdie, pero finalmente no se concretó la propuesta de ampliar a ocho la participación de clubes.

La conducción de la Liga durante toda la década de 1960 estuvo en manos de dos destacados dirigentes, el presidente Antonio Nalli de Las Garzas y Emilio Masat de Guadalupe, acompañados por un entusiasta cuerpo de delegados de los club participante, Armando Niclis (Pampeanos), Guillermo y Bernabel Raffín (Flor de Oro), Rafael Quatrín (Ceibalito), Eduardo Maglione (El Sombrerito), Ernesto Sandrigo (Lanteri) , entre otros.

En esa temporada comenzaría a tomar fuerza entre los dirigentes la idea de gestionar la Personería Jurídica de la Liga y la posibilidad de afiliarse a la Asociación del Fútbol Argentino.

Los encargados de impartir justicia en el campo de juego eran los árbitros retirados de la Liga Reconquistense, Ricardo y Amado Maglione, Pedro Torres, Alvecio Guglielmi, Víctor Picech, Salvador Zenón, Delfín Ferreyra, Ceciliano Jara…

El campeonato de diez fechas, ida y vuelta, en Primera y Segunda división finalizaría con una paridad en puntos en ambas categorías, por lo que reglamentariamente debía disputarse un doble desempate. La fecha y escenario establecido por la Liga para dicha  definición sería el 24 de septiembre en la cancha de Sportivo Ceibalito, actual plaza pública de la localidad:

-En segunda, DyS Guadalupe se quedaba con el título tras vencer a su par de Flor de Oro por la mínima diferencia con gol de René Masat.

-En primera, también el club de la camiseta amarilla hacía honor a la V blanca de victoria que llevaba en el pecho, triunfando categóricamente sobre su clásico rival Argentino de Lanteri por 5-2 con goles de Alcides Masat 2, Aroldo Venica 2 y Frain Tortul 1.

Pocos días después, el 1 de octubre, en la vieja cancha de Guadalupe (Bolicho de Segundino Masat) se realiza el Torneo Clausura y los anfitriones revalidan los títulos consagrándose nuevamente campeones en ambas categorías.

Esos Campeones de 1967 iniciaron una generación dorada en el fútbol de Guadalupe consiguiendo el bicampeonato en la Liga Norteña 1967 – 1968, los Torneos Apertura y Clausura 1967, el Torneo Cuadrangular organizado en esos años en el Club Cañeros de Moussy, el cual midió deportivamente a los mejores de la Liga Avellanedense (Defensores de La Costa y Cañeros) y los mejores de la Liga Norteña (Guadalupe y Argentino de Lanteri), e incontables Torneos por eliminación en clubes y Fiestas Patronales.

Es aplaudible la actitud de las nuevas generaciones de dirigentes que saben reconocer y homenajear a quienes en su momento protagonizaron el crecimiento deportivo  e institucional de ese Club que hoy les toca conducir.

Profesor David E. Quarin   

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here