La Municipalidad de Reconquista informa que decretó la exoneración del agente no permanente Vanina Gisela Oliva. Esta sanción implica la imposibilidad de ocupar cargos públicos y es la más grave que prevé el sistema de sanciones administrativas del Anexo I de la Ley 9.286.

Esta medida tiene lugar ante la conducta de la agente Oliva, que aprovechó su puesto de trabajo para cometer un delito al momento que prestaba funciones, lo que constituye una falta grave que perjudica material y moralmente a la administración.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here