A la edad de 85 años culminó este lunes 26 de octubre su paso por esta vida Lulo Salame. Fue docente de la Escuela Industrial de Reconquista y preceptor de la Escuela Comercio, jugador de fútbol de la Liga Reconquistense, apasionado de la bicicleta y del ciclismo y por sobre todo una gran persona.

Sin lugar a equivocarnos, Lulo pasó la mayor parte de su vida, pedaleando una bicicleta, sea de carrera o de uso doméstico.

Tenía su auto, pero su medio de movilidad era la bicicleta. Sus piernas lo llevaron a recorrer miles de kilómetros disputando competencias en todo el país en circuitos, en rutas y en circuitos callejeros. Un excelente deportista.

Le disputó la bandera a cuadros ganadora a los grandes referentes del ciclismo nacional. Querido por todos. Amante de su esposa Gladys y de sus hijos “Ruli», «Cachito» y «Chiqui» y por supuesto de sus nietos y hermanas.

Son centenares los trofeos guardados en su casa, pero por sobre todo sobresale el máximo premio: UNA GRAN PERSONA.

Con el cariño de toda una ciudad y la zona, elevamos nuestra Oración al Dios que hoy lo acoge en su Reino y al que Lulo permanentemente le rezaba.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here