Vecinos entregaron un documento para exigir una reunión con la autoridad del nosocomio, a los fines de conocer en detalle los pasos realizados durante al nacimiento sin vida del bebé de Talía Fontana.

Luego que Talía Concepción Fontana denunciara un trato inhumano durante el parto de su bebé nacido sin vida en el Hospital de Vera, vecinos entregaron un petitorio para exigir una reunión con la autoridad del nosocomio, a los fines de conocer en detalle los pasos realizados en torno al hecho.

El documento, además, solicita a la Justicia y al Ministerio Público de la Acusación, el urgente esclarecimiento del hecho y la participación de todos los responsables, como así también, la aplicación real de la ley de Parto Humanizado, respetado en todos los hospitales de la región.

Quien recibió el documento en representación del hospital, afirmó que el centro médico hizo todo lo que estaba al alcance según lo solicitado por el Ministerio de Salud, a la par que destacó la “actitud colaborativa para con la Justicia”. Sin embargo, luego de algunos cruces entre los familiares apostados fuera del hospital y el personal del lugar, una doctora se acercó hasta los manifestantes para apaciguar las aguas e intentar esclarecer lo ocurrido durante el parto de Talía.

“Al mes siguiente de que falleció el bebé de Talía, vino el fiscal de turno y secuestró la historia clínica original. Ahora todo está en manos de la Justicia. Por lo pronto, a la profesional que actuó en el parto se le realizó un sumario administrativo desde el Ministerio de Salud y fue apartada del cargo”, dijo la doctora Newman.

Pese a que la joven denunció trabajos de parto prolongados y contracciones dolorosas, la doctora defendió que ello no era motivo de derivación a un centro de mayor complejidad. “Antes de que el bebé naciera, pesaba tres kilos y medio. Eso informaba la ecografía. Era un bebé que tenía un peso acorde a la edad gestacional y el trabajo de parto era el esperado”, indicó.

Newman sostuvo que los accidentes obstétricos “como lo que aparentemente fue, son eso, accidentes” e intentó despegarse de lo sucedido, al alegar que no se encontraba en el momento del hecho ni ser especialista en maternidad. “Aparentemente hubo un encaje de hombros, se trabó el bebé en el canal de parto, pero sé que hubo un monitoreo durante todo el trabajo”, atinó a explicar la profesional.

Fuente – Cadena Oh!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here