Sin dudas, es una obra arquitectónica de gran nivel y muy pintoresca, que exigió a la empresa metalúrgica “Victorio” de Gustavo Lebus, muchas horas de trabajo y una gran precisión para su construcción y su posterior ensamble e instalación en Puerto Reconquista. Galería de fotos.

 

El puente curvo del Acueducto Reconquista fue ideado principalmente para lograr pasar el tubo del Acueducto Reconquista, que viene desde la nueva toma de agua y va hasta la nueva planta potabilizadora.

Está emplazado justo en la desembocadura del arroyo “El Rey” con el río San Jerónimo, y pasa desde la isla donde está situado el famoso club Caza y Pesca, uniendo así las ciudades de Avellaneda y Reconquista.

Este puente, que además cuenta con una pasarela en su parte superior con el fin de que las personas puedan transitar, tiene aproximadamente 55 metros de largo, 2 metros de ancho y una curvatura de 4 metros, y en él se utilizaron 30 toneladas de hierro de una calidad específica.

Fue fabricado en un tiempo aproximado de 1 mes, íntegramente pieza por pieza por la empresa metalúrgica “Victorio” (con la aclaración de que su diseño es mérito de una empresa que se dedica exclusivamente al cálculo de estructuras de este tipo), propiedad de Gustavo Lebus, cuyas instalaciones se encuentran en el Distrito Industrias y Talleres de Reconquista.

Trabajaron en él 7 personas, todo el mes de octubre del 2018, un promedio de 10 horas por día. La dirección técnica estuvo a cargo de Amílcar Lebus, hijo de Gustavo.

La estructura está dividida en tres tramos principales, dos extremos y una central, de las cuales la última de ellas (la central), fue trasladada el 8 de noviembre y montada en las primeras horas del jueves 9 de noviembre.

Las últimas piezas que se colocaron fueron los pisos de los escalones y las barandas, recién 3 meses después, a mediados de febrero, por cuestiones climáticas y de complicación en la instalación de los tubos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here