En el marco de los 50 años que dicha ciudad fue declarada «ciudad» y los 142 años de la fundación, vecinos recuerdan que en el año 1979 contó con un «Obelisco».

 

Poco duró, fue inaugurado el 18 de enero de 1979, día del centenario de la fundación de Avellaneda y lo derribó una tormenta en el mismo año, el 29 de octubre.

Estaba construido en aluminio, con una aleación especial que debía cambiar de tonalidad con el transcurrir del tiempo. Angelito Cian e Isidro Peresson fueron quienes lo construyeron.

El señor Albino Brach fue miembro de la Comisión de festejos del Centenario y manifestó que el tema dio lugar a largos debates en el seno de la Comisión, por el tipo de monumento, de que material sería construido y el lugar a emplazar.

Se lo emplazó en la manzana donde se encuentra actualmente el camping municipal, (Terminal, actual monumento a la ciudad), en una esquina, Ruta 11 y Calle 21.

En un momento, antes que el viento lo derribara, temiendo por su estabilidad, se le puso unas riendas, que le quitaban la estética.

Vecinos fueron aportando datos a nuestra emisora: «Lo tiro abajo una tormenta. Cayó el último sábado de octubre de 1979, fue aproximadamente a las 19 ó 20 horas, fueron ráfagas de viento, no hubo luego luz hasta el otro día.

Estaba allí donde está el monumento actual sobre la ruta 11.»

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here