Cerca del mediodía del último miércoles, evacuaron la planta arrocera de Romang que pertenece a la empresa Malsa SA, por un escape de un gas tóxico. También evacuaron a vecinos y alumnos de la Escuela Concordia que se encuentra cerca de la industria.

Se trata del gas tóxico, fosfuro de aluminio, el cual se usa para eliminar los insectos y roedores que puede haber en los granos de arroz (materia prima de la fábrica). Es altamente tóxico al contacto con las vías respiratorias. Se deduce que fue por una mala maniobra de la fabricación de las pastillas de fosfuro de aluminio, porque se tenía que haber desactivado hace tres días atrás y, al momento de abrir la cámara hermética, seguía despidiendo gas fosfito. No hubo daños personales.

Leer
Covid-19: este miércoles se reportaron 49 casos nuevos en Obligado y 15 en Vera

Trabajo en el lugar el cuerpo de Bomberos de Romang y el servicio de ambulancia del hospital local.

Fuente – Reconquista Noticias

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here