Un juez penal resolvió suspender el régimen de visitas que tenía el hombre con sus hijos menores de edad. Además, le prohibió acercarse y tener comunicación con los niños y con la madre de ellos, que es su ex pareja. La decisión del magistrado fue a raíz de un pedido del fiscal Aldo Gerosa, cumpliendo directivas de la Fiscalía Regional.

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Gonzalo Basualdo, dispuso ayer medidas excepcionales para un imputado  y cuyas iniciales son GIW– por delitos cometidos en el marco de violencia de género. El magistrado resolvió suspender el régimen de visitas resuelto por la Justicia de Familia a favor de GIW para que mantuviera contacto con sus tres hijos menores de edad. Basualdo también le prohibió comunicarse y acercarse a 100 metros a su ex pareja y madre de los niños.

La decisión del juez de la IPP fue tomada a raíz de un pedido realizado por el fiscal Aldo Gerosa, en el marco de la investigación que se le sigue a GIW por los delitos de amenazas y lesiones dolosas calificadas por ser cometidas en el marco de violencia de género. En tal sentido, el fiscal del MPA hizo la solicitud al magistrado penal en virtud de las continuas amenazas y lesiones provocadas por el imputado a su ex pareja y a sus tres hijos, y ante la posibilidad de daños mayores contra las víctimas.

Las medidas excepcionales están enmarcadas en lo establecido en la ley provincial número 11.529 de Violencia Familiar, en las disposiciones de la Declaración de los Derechos del Niño de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y en la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer conocida como Convención de Belem do Pará.

 

Fuente – Fiscalía Regional IV Circunscripción Judicial Reconquista

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here