Oscar Federico Palavecino, de 28 años, fue imputado por el crimen de Alfredo Oscar Malakía, de 47 años.

El changarín llegó pasadas las 19 a la sede de la Oficina de Gestión Judicial de Vera custodiado por la policía. En la audiencia imputativa presidida por el juez Gonzalo Basualdo, el fiscal del caso Martín Gaúna Chapero le imputó el cargo de homicidio simple por haber dado muerte a tal Malakía, otro jornalero que dormía en la casa abandonada donde ocurrió el hecho de sangre.

El Fiscal dijo a InfoVera que “en principio se le imputó ese cargo pero no se descarta que el delito pueda calificarse con el avance de la investigación”.

Palavecino dio muerte a su par – según su declaración en sede judicial – mientras ambos estaban en la casa de su madre, un vivienda abandonada en el cuadrante suroeste de Vera. Al parecer lo ultimó de un sillazo, aunque cuesta aún determinar fehacientemente si realmente fue así, y el motivo del ataque.

Ambos dormían en la casa, propiedad de la madre del imputado. La mujer se había decidido a vender la unidad, pero Palavecino la mantenía cerrada con candado, para que nadie entrara. Con el correr de los meses, la propietaria comenzó a preocuparse por el creciente desmejoramiento de la vivienda, cada vez más derruida y con malezas que ganaban terreno.

Fue así que un buen día decidió romper el candado e ingresar. Junto a su hija y yerno, una vez adentro, se toparon con el macabro hallazgo: en el sector del comedor, el contrapiso estaba levantado y a poco de hurgar aparecieron huesos humanos.

De inmediato dieron aviso a la policía y la casa fue allanada. Los restos de Malakía fueron trasladados a la morgue de Reconquista donde esta mañana debía realizarse la autopsia.

El cadáver presentaba un avanzado estado de descomposición, y estaba envuelto en una manta con cal para favorecer su reducción a cenizas.

Palavecino habría convivido 8 meses con el cadáver de Malakía

Así se desprende las que lleva adelante el fiscal Martín Gaúna Chapero.

Los primeros indicios dan cuenta que el crimen de Alfredo Malakía a manos de Oscar Palavecino habría sucedido en julio de 2016. Desde esa fecha hasta el viernes pasado en que se descubrió el cuerpo, el imputado convivió con su víctima, en medio de la fetidez.

Para la fiscalía resta aún dilucidar como se originó el fatal desenlace, puesto que Palavecino es de contextura física apocada en contraste con la robustez del muerto.

Se especula que el mortal ataque pueda haber sido desde atrás. De comprobarse esa hipótesis, el homicidio podría pasar de simple a ser calificado por alevosía.

 

Fuente – Infovera

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here