Este jueves 17 de noviembre de 2022, se inaugura en Reconquista un nuevo espacio de contención para mujeres que sufren violencia de género y tienen problemas con las adicciones.

Para ellas, nuevas oportunidades de ser escuchadas y sentirse acompañadas se anidarán en “Mi Casita, manos a la obra”, ubicada en el pasaje 47 de Barrio Ombusal.

Este proyecto nació por pedido de un grupo de mujeres jóvenes que se acercaron a la pastoral de adicciones a solicitar un lugar de acogida, por lo que se realizaron las gestiones pertinentes y gracias a un convenio firmado en abril, entre el municipio y la pastoral de adicciones, se logra contar con el espacio del antiguo dispensario del barrio para poder ser utilizado con fines positivos.

Actualmente la casita está abierta los días martes, jueves y viernes, donde asisten 20 mujeres. Y los miércoles por la mañana se reciben a niños que asisten a clases de apoyo. “Hay días que se suman más, pero siempre son 20 las fijas que se acercan para compartir y realizar talleres de escucha, contención, manualidades entre otros. Trabajamos con ellas en lo que necesiten, en lo que les esté sucediendo y quieran compartirlo, en la medida que podemos ayudarlas, lo hacemos” expreso Claudia Marega, una de las integrantes de la pastoral de adicciones de Reconquista.

Esta casita de acogida se encuentra en Barrio Ombusal y tiene sus puertas abiertas para recibir a todas aquellas mujeres que sientan la necesidad de ser escuchadas, contenidas que quieran compartir un momento de aprendizaje, intercambio, desahogo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here