Fue en una vivienda ubicada muy cerca del club Atlético Tigre de Avellaneda. Los delincuentes entraron por una ventana y se llevaron dinero, celulares y una netbook.

Una pareja dormía en su dormitorio y al despertarse, se percató de que uno o varios ladrones ingresaron hasta la mismísima habitación y se llevaron dos celulares, uno que estaba al lado de la mujer sobre la almohada y el del hombre sobre una mesa de luz. Al salir de allí, pasaron por otra habitación y se alzaron con un mil pesos en efectivo y una notebbok.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here