Las tareas comenzaron esta mañana con una primera etapa en la que se inutilizaron 1.500 armas. Las diligencias fueron realizadas con la colaboración de personal de las Tropas de Operaciones Especiales de la policía provincial.

Un total de 5.000 armas de fuego y 8.000 municiones secuestradas en investigaciones penales que lleva adelante el MPA fueron trasladadas para su destrucción a Buenos Aires. Las tareas se iniciaron esta mañana y se realizarán por etapas siguiendo lo establecido en la Ley nacional número 27.192.

“Tanto las armas como las municiones fueron llevadas a Buenos Aires al Banco Nacional de Materiales Controlados (BANMAC) dependiente del ministerio de Justicia de la Nación”, precisó la funcionaria del MPA, Marina Pieretti, quien tiene a su cargo la coordinación de las tareas.

Leer
La provincia entregó aportes por 2 millones de pesos a pequeños productores lecheros de Villa Ocampo

Pieretti explicó que “hoy se trasladaron 1.500 armas de las 5.000 que está previsto que se destruyan”. En tal sentido, aclaró que “todas las armas y las municiones fueron secuestradas en el marco de investigaciones penales que llevan adelante fiscales de las cinco circunscripciones judiciales en toda la provincia de Santa Fe”.

Pieretti también subrayó que “además de seguir lo establecido por la normativa nacional, el procedimiento se realiza cumpliendo las normas ISO 9001”. En tal sentido, indicó que “el material es registrado en el Banco Nacional Informatizado de Datos (BNID) y para su destrucción se utiliza una prensa hidráulica de 200 toneladas

Leer
Rompen el acuerdo paritario con los municipales

De las tareas que comenzaron esta mañana también participaron el ministro de Justicia de la Nación, Martín Soria; el ministro de Gobierno de la provincia, Roberto Sukerman y la directora de la ANMAC, Natasa Luoizou.

Fuente – Oficina de Prensa y Difusión MPA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here